Tatuajes a la carta en tus fotos

Si en las fotos del verano se desea agregar un detalle que llame la atención, añadir un tatuaje a alguno de nuestros conocidos puede ser una idea original. Se trata de una tarea sencilla que se puede completar en pocos minutos

Redacción

Tatuajes a la carta en tus fotos

15 agosto 2007

Paso 1

Prepara el tatuaje

El primer paso es preparar el tatuaje para trabajar cómodamente con Photohop. Lógicamente necesitas tener el dibujo correspondiente en un archivo de imagen. Abre el archivo y elimina las zonas que quieres que no aparezcan sobre la piel, como por ejemplo el fondo.

El proceso es muy sencillo. Duplica la imagen en una nueva capa y utiliza la herramienta Varita mágica para seleccionar todo el fondo. Recuerda que debes mantener pulsada la tecla Mayúsculas para realizar selecciones múltiples. Cuando tengas todo el fondo seleccionado pulsa la tecla Suprimir o Delete y el fondo desaparecerá.

El siguiente paso es duplicar esta capa en el documento de la fotografía que hay que modificar. Sólo tienes que pulsar la combinación de teclas Ctrl+A para seleccionar todo el contenido de la nueva capa y, a continuación, Ctrl+C para copiar la imagen en el portapapeles. Por último, abre la fotografía del sujeto a tatuar y pulsa Ctrl+V para crear una nueva capa con el tatuaje.

Paso 2

Ajústalo a su posición final

Como verás, la posición del tatuaje tras crear la nueva capa no suele ser la correcta. En este ejemplo, el tatuaje irá sobre el brazo por lo que también hay que cambiar la orientación y el tamaño. Pulsa la combinación de teclas Ctrl+T para activar la Trasformación Libre. Utiliza sus controles para adaptar la posición a la del brazo del ejemplo sin preocuparte por el volumen de la piel.

Ahora el tatuaje está en su sitio pero no es precisamente realista. Para que se adquiera la textura de la piel elige el modo Multiplicar desde la ventana de Capas (cambia el modo Normal por este tipo de fusión) y disminuye ligeramente la opacidad.

Como verás el tatuaje está más integrado con la piel y ofrece un efecto más realista pero aún no es creíble. En los siguientes pasos se mejora el efecto final.

Paso 3

Pegado a la piel

Los tatuajes no son planos, se adaptan a la forma del cuerpo y a cada uno de sus movimientos. Por esta razón es fundamental deformar el tatuaje a cada músculo del sujeto con la tremendamente útil herramienta Licuar.

Selecciona Filtro del menú superior y elige Licuar. Este «superfiltro» permite deformar cualquier imagen con gran precisión. Antes de ajustar, asegúrate de que la opción Mostrar telón de fondo está marcada, que el valor de Usar es Fondo y que el Modo es Detrás. Sólo así podrás trabajar con comodidad.

Tienes a tu disposición gran cantidad de opciones, pero en este caso sólo te interesa Deformar hacia delante, la primera herramienta de la barra situada en el lateral izquierdo. Selecciónala, elige un Tamaño de pincel que se ajuste a tu tatuaje (aproximadamente la misma anchura) y comienza a deformar la imagen para que se adapte a la piel. Por último, pulsa el botón OK.

Paso 4

La realidad se aleja de la perfección

Tras ajustar la posición del tatuaje a cada curva de la piel éste parece más real, pero aún tiene un color y un brillo propio de una calcomanía. Esto es debido a que la piel no es el soporte ideal para realizar obras de arte. Los tatuajes de verdad tienen imperfecciones provocadas por el desplazamiento de la tinta inyectada y la irregularidad de la piel.

Para añadir realismo hay que disminuir la calidad del tatuaje. En primer lugar añadiremos ruido a la imagen. Selecciona Capa, Máscara de capa y Descubrir todas para crear una nueva máscara asociada al tatuaje. A continuación ejecuta el Filtro, Ruido y Añadir Ruido para crear un efecto más realista. En el cuadro de diálogo abierto selecciona Gaussiana y un porcentaje del 15 por ciento. Pulsa el botón OK para terminar.

Por último hay que crear el efecto de tinta ligeramente difuminada propio de los tatuajes. Pincha sobre la miniatura de capa del tatuaje y selecciona la herramienta Desenfocar con un pincel amplio (entre 100 y 300) con una intensidad baja (15% o 20%). Difumina ligeramente todas las líneas y simular las imperfecciones.