Paso a paso

Tethering: comparte la conexión de tu móvil

Gracias a la popularización de las tarifas planas de datos para teléfonos móviles, ya no es necesario contratar un plan adicional para conectar el portátil. Solo precisamos una herramienta como Open Garden

Óscar Santos García

Apertura tethering

10 diciembre 2012

Gracias a la popularización de las tarifas planas de datos para teléfonos móviles, ya no es necesario contratar un plan adicional para conectar el portátil. Solo precisamos una herramienta como Open Garden, que permite que compartamos la conexión a Internet de un dispositivo con otro.

Nivel: Intermedio

El concepto de tethering se emplea desde hace años en informática para referirse a la conexión de un dispositivo a otro. No obstante, de un tiempo a esta parte, se asocia más con teléfonos móviles y tabletas, y con la posibilidad de que estos aparatos compartan su conexión a Internet con otros, por ejemplo, con equipos portátiles. Hace unos años, necesitábamos tener conectado físicamente el teléfono al ordenador para compartir la conexión a Internet. Hoy en día, podemos seguir usando dicho cable o, lo que es más cómodo, Bluetooth o WiFi. El único inconveniente es no contar con un programa que simplifique el proceso, algo que parece solucionado con la llegada de Open Garden.

Finalista de la tercera edición del prestigioso TechCrunch Disrupt celebrado en Nueva York el pasado mes de mayo, en el que se enfrentaron a otras 30 startups, los creadores de Open Garden son viejos conocidos del sector. Así, Micha Benoliel trabajó en Skype; Stanislav Shalunov, en la creación de BitTorrent; y Greg Hazel también fue programador de BitTorrent y mTorrent.

En cuanto a su función, Open Garden permite la creación de redes entre diferentes dispositivos, compartiendo la conexión a Internet y el ancho de banda. En su versión actual (estamos hablando de un programa todavía en fase beta), su principal utilidad pasa por compartir la conexión de nuestro móvil con un ordenador portátil o de sobremesa, pero en el futuro (cercano, afirman sus creadores) facilitará la puesta en marcha de una red más compleja que permita aumentar la velocidad de conexión a Internet de cada dispositivo, pudiendo el propio programa detectar qué nodo es más rápido y cambiar automáticamente entre ellos, incluso llegando a sumar conexiones, de forma totalmente transparente al usuario.

Diagrama Open Garden

• Esta compañía espera convertirse en un «jardín abierto» en el que unos dispositivos guíen a otros hasta el acceso a Internet más cercano, ya sea un punto de acceso WiFi, un estación base 4G o una femtocell.

Un mundo de ventajas

¿Qué ventajas tenemos, pues, con Open Garden? Muchísimas. Para empezar, es un software totalmente libre y, según sus creadores, quieren que siga así y no cobrar por su uso (hasta hace poco utilizaban un sistema de créditos parecido al de algunas redes P2P, pero en la versión que hemos probado ha desaparecido, no sabemos si momentáneamente o de forma definitiva). De esta manera, se podría universalizar de forma rápida y sencilla, haciendo de él una tecnología abierta a todos. Actualmente, cuenta con versiones para Windows, Mac OS X (solo sobre procesadores de Intel) y Android, aunque ya están trabajando en una versión para iOS, que esperan tener disponible antes de que acabe el año.

Visto lo visto, es fácil imaginar las posibilidades que ofrece. Por ejemplo, movernos con portátiles sin conexión 3G, estando siempre conectados gracias a la de nuestro teléfono móvil en todas las zonas en las que tengamos cobertura, lógicamente. Pero a gran escala, Open Garden puede permitir una forma muy sencilla de habilitar más zonas de conexión gratuita a Internet. Bastaría con que la persona o empresa que oferte su acceso lo haga con este programa, de modo que cualquiera que lo tenga instalado pueda conectarse. Como decíamos, Open Garden no necesita configuración alguna, detecta el software en otros dispositivos y, bien por Bluetooth o por WiFi, los conecta compartiendo la conexión.

Se acabó tener que pedir en el restaurante de turno que nos dejen disfrutar de su zona WiFi gratuita, lo que en la mayoría de los casos supone visitar una web, introducir engorrosos datos de usuario y contraseña, que, además, tienen una validez limitada. Con Open Garden, podemos conectarnos siempre que queramos, de modo que tanto para particulares como para empresas es un sistema único que podría cambiar la forma en la que nos conectamos a Internet. Algunas compañías de comunicaciones ya han puesto el grito en el cielo en contra de este programa, pero quizás pronto descubran el potencial de una tecnología que les puede permitir expandir sus redes de datos de forma más económica, pues no necesitarían de hardware alguno, todo se haría vía software.

1. Instalación en Android

Para nuestras pruebas, hemos usado un terminal Samsung Galaxy Nexus con Android 4.0.4 instalado, así como un teléfono Boston con Android 2.1. Abrimos la Play Store en ambos, buscamos la aplicación Open Garden y la instalamos. Una vez cargada, nos aparecerán los Términos y Condiciones del software. Lo más destacable es que nos informa de que el programa es una beta y que, por tanto, es un software de prueba, que tiene fallos y que puede llegar a colgar el teléfono. No hay garantías ni nada por el estilo. Aceptamos y listo. La pantalla nos pide que instalemos el software en todos los sistemas que queramos, tanto ordenadores como tabletas Android.

Open Garden

2. En el ordenador

Por su parte, si se trata de instalar la aplicación en equipos que sean compatibles o en un Mac OS, tenemos que ir a la web de la compañía (http://opengarden.com) y la propia página detectará si nos estamos conectando desde un PC o desde un ordenador con plataforma Macintosh. Recordad que en Mac solo funciona si tenéis un equipo con chip de Intel, los antiguos Power Mac no son compatibles con el software.

Para nuestro práctico, hemos recurrido a un PC con procesador Intel i5 750 a 2,67 MHz, 12 Gbytes de RAM DDR3 y Windows 7 Home Premium de 64 bits con el Service Pack 1 instalado. Después de bajarnos un fichero de instalación que ocupa algo menos de 2 Mbytes, lo ejecutamos y aceptamos las condiciones del acuerdo de licencia.

Open Garden

3. La pantalla del smartphone

Una vez que hemos instalado el software en todos los dispositivos que van a compartir conexión, este empieza a trabajar. En la parte central de la pantalla de nuestros smartphones, vemos los diferentes dispositivos y cómo están conectados entre ellos y a Internet; y, en la parte inferior, la cantidad de datos transferidos mediante una barra de actividad de la conexión, con la actividad más reciente.

En la pantalla principal de la aplicación, las líneas nos muestran cómo están conectados los diferentes dispositivos (los puntos gordos de color). En nuestro caso, el Galaxy Nexus está conectado a Internet gracias a su conexión 3G y, al mismo tiempo, al PC_OSCAR a través de Bluetooth. Si tuviera acceso también a Internet, veríamos una línea que uniría a ambos elementos.

Esta es la configuración que vamos a utilizar de forma habitual y en el día a día, con ella conseguiremos que desde el ordenador naveguemos a través de la conexión 3G de un equipo móvil.

Open Garden
Temas Relacionados
Loading...