La tierra al alcance con Google earth 4.3

Nos ocupamos ahora de una de las herramientas con la que más tiempo pasan los usuarios sin hacer «aparentemente» nada, sino simplemente observando su casa (la azotea y, si tienen suerte, el balcón), su barrio, una ciudad, etc.

Christian Fuentes

La tierra al alcance con Google earth 4.3

14 septiembre 2008

Y es que Google Earth fue provocando el asombro en los usuarios hasta normalizar la idea de un programa de escritorio que permite ver el mundo a vista de pájaro con un enorme nivel de detalle. Disponible para Windows, Mac y Linux, precisa de conexión a Internet, ya que va descargando los datos que muestra.

El uso de Google Earth, que mezcla mapas cartográficos con la vista aérea de imágenes tomadas con satélites, va más allá delsimple hecho de curiosear, pues su gran base de datos puede servir para tratar gran cantidad de información con el objetivo de, por ejemplo, geoposicionar en tiempo real con un GPS, etc.

Hay que recordar que existen tres versiones de Google Earth: la básica y gratuita, que permite navegar por todo el contenido (en 2 o 3 dimensiones), marcar localizaciones y compartirlas; Google Earth Plus, que tiene un coste de 20 dólares y ofrece mayor rendimiento y posibilidad de conexión con un dispositivo GPS; y Google Earth Pro, que con un precio de 400 dólares posibilita a las organizaciones realizar presentaciones, investigar y tratar información para ubicarla en el mapa.

Paso 1

Los primeros pasos

En primer lugar, debemos descargar el instalador desde la web de Google Earth (http://earth.google.es) y ejecutarlo siguiendo las instrucciones de la página de descarga. Una vez arranquemos el programa, veremos una imagen muy bonita de la Tierra, que es el punto de arranque de nuestra navegación.

En la última versión de Google Earth, la 4.3, los controles de navegación han sido mejorados sustancialmente, disponiendo de dos de tipo joysticks: de vista, que nos permite trasladarnos por la imagen como si moviéramos los ojos en cualquier dirección y volver siempre a la posición en la que el norte está situado arriba; y de movimiento, que nos permite girar el planeta en la dirección que nosotros queramos.

También tenemos un deslizador que nos permite ajustar el nivel de zoom de la imagen. Estos nuevos controles no sustituyen a las acciones con el ratón (como el doble clic para el zoom), ya disponibles en anteriores versiones.

Paso 2

Nuevas vistas

En esta última versión, Google ha añadido más ciudades a la lista de las que se pueden ver en 3D, sobre todo de EE UU. Esta vista se activa mediante el panel de Capas marcando la casilla Edificios 3D.

Otra de las novedades es incluir la luz del sol tomando como referencia la hora actual; es decir, podemos ver qué parte del mundo está a oscuras desde el menú Ver/Sol. Si juntamos la vista Sol con la capa de meteorológica (acudiendo al panel de Capas y activando la casilla Tiempo), veremos casi en real la evolución del día.

Por último, se ha añadido otra vista, puede que la más esperada, mediante la que podemos añadir al mapa de Google Earth las fotos de Google Street View, tomadas a pie de calle por coches de Google. Para verlas, sólo tenemos que activar la casilla Vista de la calle del panel de Capas, contemplando las imágenes de 360º en pantalla completa del lugar en el que se tomaron. El mes pasado se pudieron ver vehículos de esta compañía fotografiando distintas localidades españolas, así que pronto podremos examinar los resultados.

Paso 3

Rutas y lugares

Google Earth permite almacenar toda clase de información sobre los mapas, al margen de poder crear rutas (aunque exportarlas a un GPS sólo se puede hacer desde la versión Plus), guardar puntos de interés, hacer excursiones, etc.

Podemos añadir una marca a un punto simplemente yendo al menú Añadir/Marca de posición. Además, es posible introducir una descripción, cambiar el color, el marcador y la altura, y es factible guardar tantos marcadores como queramos.

Paso 4

Trazado de rutas

En lo que respecta a la creación de una ruta, desde el menú Añadir seleccionamos la opción Ruta para, a continuación, introducir la información necesaria: título, descripción, estilo y colores... Sin salir del panel de Propiedades de la ruta, la dibujamos en el mapa. Para llevarlo a cabo, disponemos de dos opciones.

La primera consiste en crear un trayecto mediante líneas rectas, para lo que sólo tendremos que marcar el punto de origen y el de destino y obtendremos una recta que los una. Si vamos añadiendo puntos haciendo clics sobre el mapa obtendremos una ruta compuesta de líneas rectas.

Por el contrario, si no queremos dibujar el camino nosotros mismos, hacemos clic con el ratón en el punto de origen y, sin soltar el botón, vamos dibujando el recorrido en el mapa. Google Earth nos creará unos puntos rojos en la ruta, que sirven para modificarla una vez hecha; sólo tenemos que posicionarnos encima del punto y moverlo pulsando con el botón izquierdo del ratón. También podemos eliminar esos puntos con el botón derecho.

Paso 5

Lugares de visita

Otra de las curiosidades que incluye Google Earth es el botón que permite «viajar» de un lugar a otro. Tales recorridos se pueden realizar simplemente escribiendo un lugar o dirección en la caja de búsquedas o seleccionando alguno de los puntos guardados en el panel Lugares, de modo que la aplicación nos llevará hasta esa ubicación.

No obstante, probablemente, la forma más interesante es usando la utilidad Cómo llegar, que creará automáticamente una ruta, de la misma forma que lo hace Google Maps, aunque con el aliciente de que si hacemos clic en Viajar podemos recorrer esa ruta con la vista 3D, un espectáculo muy interesante.

Jugar con Google Earth

Aunque las utilidades de Google Earth son muchas, los desarrolladores de la compañía no se han olvidado de incluir un simulador de vuelo (en Windows accedemos mediante Ctrl + Alt + a, o con el menú Herramientas/Entrar al simulador de vuelo) para que podamos pasar el rato viajando por nuestros lugares favoritos como si fuéramos pilotos. Hay dos aviones para escoger. Os avisamos: pilotarlos no es nada fácil.