Traduce y mejora el resultado con Google Translator Kit

Os presentamos un nuevo servicio web que nos permite realizar traducciones automáticas desde el inglés a un montón de idiomas -incluyendo el castellano- y, posteriormente, trabajar sobre ellas mejorando manualmente el resultado

Fernando Plaza

Traduce y mejora el resultado con Google Translator Kit

21 diciembre 2009

NIVEL: Básico
Las traducciones automáticas no suelen ser muy precisas, nos pueden sacar de un apuro, pero en general no ofrecen la suficiente calidad como para ir presumiendo de ellas.

En junio, Google anunciaba en su blog el lanzamiento de Google Translator Kit; si en ocasiones tienes la necesidad de traducir textos desde el inglés a otros idiomas, no puedes perderte este práctico.

Lo único que se precisa es entrar en Google Translator Toolkit (http://translate.google.com/toolkit) y disponer de cuenta en Google (si no es así, se puede crear una pulsando sobre Create an account now).

PASO 1. CARGA EL DOCUMENTO
Tras acceder a la aplicación, lo primero será cargar el documento que queremos traducir pulsando sobre Upload. El fichero se puede obtener desde diferentes fuentes: podemos cargarlo desde el PC, introducir la dirección de Internet donde está alojado y también existen dos apartados especiales para importar y traducir artículos procedentes de Wikipedia, la enciclopedia libre, y de Knol, la base de conocimiento creada por Google.

Al subir un artículo, tendremos que asignarle un nombre propio que nos ayude a reconocerlo en el futuro, también tendremos que indicar el idioma de origen y el de destino. En el apartado Sharing, podemos configurar algunas opciones avanzadas de las que hablaremos más adelante, ahora nos lanzaremos directamente a la traducción, pulsando sobre el botón Upload for translation.

Translator_Paso1

PASO 2. PANTALLA DE TRADUCCIÓN

En cuanto accedemos a la página principal de traducción, nos damos cuenta de que Google Translator Kit es una herramienta con un enfoque mucho más avanzado que Google Traductor (http://translate.google.com), ya que está pensada no solo para traducir, sino para poder trabajar sobre la traducción automática e irla mejorando.


Si hacemos la prueba de traducir el mismo documento con ambas, comprobaremos que el resultado es exactamente el mismo, pero en Google Translator Toolkit la pantalla queda dividida en dos mitades: a la izquierda el documento original y a la derecha la traducción automática sobre la que podemos realizar cambios. Si preferimos una vista horizontal con el texto original en la parte superior y debajo su traducción, pulsaremos View/Show horizontal panels.

Translator_Paso2


PASO 3. MEJORA LA TRADUCCIÓN
En el momento de editar la traducción automática, revisaremos el documento desde el principio. Enseguida encontraremos frases que no nos suenan del todo bien, así que sólo tendremos que pulsar sobre ese párrafo para que aparezca la caja de edición (Edit Box) que nos permita editar el texto de la traducción automática cambiándolo por algo más correcto. Una vez realizado el cambio, podemos cerrar la caja o pulsar sobre el enlace Next para avanzar al siguiente segmento y proseguir con las correcciones.

Por su parte, desde Edit/Add a comment, es posible intercalar un comentario o anotación en cualquier parte del texto que estemos traduciendo. Esto nos resultará útil, por ejemplo, para recordar el porqué un segmento del texto lo hemos traducido de una manera determinada. A continuación de cada comentario, aparece el autor del mismo y la fecha en la que fue creado. Estas anotaciones pueden ocultarse en el menú View/Comments y no se exportan cuando te descargas el resultado de la traducción.

Translator_Paso3


PASO 4. HERRAMIENTAS DE TRADUCCIÓN
Para ayudarnos en nuestra tarea de ir mejorando la traducción automática, podemos pulsar en el botón Show toolkit del menú superior. Aparecerá en la parte inferior una nueva división de la pantalla con cuatro apartados. Translation Search Results son las traducciones anteriores del segmento que estamos traduciendo. Si tenemos la suerte de que nuestro artículo ya ha sido traducido anteriormente por otro usuario de Google Translator Kit, podemos ir consultando su trabajo, incorporarlo al nuestro e incluso valorar hasta qué punto nos parece correcto. Por su parte, en Computer Translation, podremos consultar la traducción automática original del segmento que hemos seleccionado; por lo que si los cambios que hemos realizado no nos convencen del todo, siempre podremos volver a la versión anterior.

En cuanto a Glossary, si hemos asociado un glosario a la traducción, podremos consultar aquí las equivalencias de los términos. Y finalmente, Dictionary es un sencillo diccionario donde podemos introducir un término y consultar sus distintas acepciones.

Translator_Paso4

PASO 5. EN COLABORACIÓN
En cualquier momento podremos acceder al menú Share/Invite People para invitar a otras personas a que nos ayuden con una traducción. Es tan completo que podemos definir los permisos que concedemos a los distintos usuarios: lectura, edición o sólo comentar, al margen de poder convertir al invitado en co-propietario del documento, para que tenga control total sobre el mismo e incluso pueda invitar a otras personas.

Google envía las invitaciones por e-mail y el usuario que la recibe deberá de disponer o crearse una cuenta con ese e-mail para poder aceptarla. Eso sí, los propietarios del documento de traducción pueden revocar en cualquier momento las invitaciones o cambiar el alcance de las mismas.

Translator_Paso5

PASO 6. GUARDA Y EXPORTA
Según vayamos haciendo correcciones, se irá completando el porcentaje del artículo traducido. El cálculo de este porcentaje tiene ciertos matices, pero básicamente se realiza comparando el número total de palabras que contiene el documento con respecto al porcentaje de texto que ya has editado manualmente; la parte traducida automáticamente no se contabiliza. En cualquier momento podemos marcar el documento como totalmente traducido en Edit/Translation/Complete.

El resultado de nuestra traducción se puede exportar en Share/Download. Si cargamos un documento de texto, nos devolverá nuestra traducción en el mismo formato; si lo que introdujimos fue una URL, al pulsar sobre Download, recibiremos un documento en formato HTML.

Aunque el lanzamiento de Google Translator Kit ha pasado un poco desapercibido, en este práctico hemos podido comprobar que es una herramienta realmente útil.

Translator_Paso6

PASO 7. MEMORIAS Y GLOSARIOS
Antes de cargar el documento, en el apartado Sharing, o en uno ya cargado, accediendo en el menú a Edit/Properties, podremos elegir asociarlo a una memoria de traducción y/o un glosario personalizados. Las memorias de traducción (Translation memories) son almacenes de segmentos de textos originales alineados con sus correspondientes traducciones.

Por defecto, Google Translator nos ofrece trabajar con su Global, shared TM, una base de datos pública y compartida a través de la cual todo el mundo se beneficia de las traducciones anteriores, al tiempo que nuestros propios trabajos van aportando valor al irse incorporando a la base de traducciones. No obstante, también podemos elegir usar una memoria de traducción propia. Para ello, Google acepta la carga de ficheros TMX (Translation Memory eXchange), un estándar abierto XML para el intercambio de estas memorias de traducción; y también crear uno desde cero y elegir si lo queremos o no compartir con todo el mundo.

Por su parte, los glosarios (Glossaries) son colecciones de traducciones de términos. Su uso es especialmente recomendado cuando se está traduciendo texto técnico o con una terminología muy específica, en donde algunas palabras deben ser traducidas de forma precisa.

Translator_Paso7
Temas Relacionados