Una transfusión para los cartuchos de tu impresora

Si tienes la necesidad de imprimir, pero te estás quedado sin tinta en tu impresora de inyección, puedes realizar una pequeña transfusión de agua destilada para salir del apuro

cartuchos de tu impresora

22 febrero 2013

Si tienes la necesidad de imprimir, pero te estás quedado sin tinta en tu impresora de inyección, puedes realizar una pequeña transfusión de agua destilada para salir del apuro.

Lo primero que has de hacer es saber si la tinta que usa la impresora es soluble en agua, para ello, imprime un pequeño texto, humedécete el dedo con agua y pasa el dedo por el texto impreso… si el texto se vuelve borroso, tu impresora tiene tinta soluble en agua.

Todo lo que necesitas es agua destilada (3 ml es suficiente) y una jeringuilla con aguja para introducirla en el cartucho. Retira la etiqueta de la parte superior del cartucho y localiza los agujeros que conectan con las almohadillas internas que contienen la tinta. Mete 3 ml de agua en cada agujero y a imprimir unas cuantas hojas más.