Tres aplicaciones de smartphone para montar vídeos sencillos

Hazte tus "películas" desde el teléfono

David Martínez

Editor videos

29 abril 2017

La semana pasada os presentamos cuatro editores de vídeo gratuitos, todos ellos para escritorio, que contaban con opciones casi profesionales para el montaje de documentos audiovisuales. Hoy en día, sin embargo, somos reos de la inmediatez, así que nos interesan también los editores para smartphone que nos permitan montar algo rápido para su uso en redes sociales o en YouTube. Pues bien, hoy os acercamos tres aplicaciones para iOS o para Android con las que armar pequeñas piezas audiovisuales.

Nutshell Camera

¿Quieres contar una pequeña historia con imágenes y texto? Si tienes un iPhone o un iPad, tu aplicación se llama Nutshell Camera, que lleva un subtítulo de lo más explicativo: "minipelículas al instante con texto y animación". Su funcionamiento no puede ser más sencillo: haces tres fotos a través de la aplicación, le añades textos estáticos o animados, incluyes animaciones que hay en el catálogo nativo de la propia app, creas una vista previa del vídeo, lo editas si hay errores y, finalmente, lo guardas en tu teléfono, lo envías a tus contactos o lo compartes a través de redes sociales.

Aunque incluye publicidad, Nutshell es gratuito y no cuenta con las clásicas compras dentro de la app para ampliar opciones o para mejorar su catálogo. Lo que ves, es lo que hay.

Animoto

Animoto es un editor de vídeo mucho más profesional que Nutshell. Disponible para iOS y para Android, Animoto también cuenta con su propia versión para escritorio, así como con un completísimo canal de YouTube con todo tipo de tutoriales. En consecuencia, no hablamos de un programa gratuito (salvo su versión de prueba), sino de un programa con distintos tipos de suscripción que van desde los 5 hasta los 60 dólares mensuales.

De fácil manejo, Animoto nos permite añadir a nuestro documento audiovisual tanto imágenes como vídeos que tengamos en la galería. De ahí saltamos a una pantalla de edición de imagen en la que podremos añadir filtros y otros detalles que determinarán el estilo de nuestro vídeo. Con las imágenes montadas, nos tocará elegir la banda sonora, que puede salir del propio catálogo de canciones que tiene Animoto o de nuestra biblioteca musical. Antes de la vista previa, el programa también nos permite añadir textos dentro de las imágenes o nuevas capas de texto que se inserten en el documento. Una vez finalizado podremos hacer los últimos retoques antes de guardar el documento o compartirlo en redes sociales.

Magisto

A caballo entre la sencillez de Nutshell y la complejidad de Animoto encontramos Magisto, un editor de vídeo para iOS y para Android cuyo funcionamiento es muy similar a los dos programas mencionados: seleccionas imágenes o vídeos de tu galería o los grabas con la propia app, eliges el estilo de tu documento entre las opciones que ofrece Magisto, seleccionas una banda sonora, añades un título y, por último, indicas el tamaño del documento. Magisto se encarga de hacer las correcciones pertinentes y de realizar el montaje final.

Magisto cuenta con una versión gratuita, aunque está limitada a un número de fotos concreto, a un tamaño máximo y no permite descargar el vídeo al teléfono, sólo compartirlo a través de redes sociales o de YouTube. Cuenta con varias tarifas de suscripción, así como la opción de pagar un euro por descargar el vídeo que hayas montado.

Loading...