Al 100% con TuneUp Utilities 2009

Esta aplicación podéis adquirirla en la web www.tuneup.es/products/tuneup-utilities por 39,95€. Está capacitado para optimizar otros componentes además del Registro y el subsistema de almacenamiento secundario, como la memoria principal o el apartado gráfico

David Onieva García

Al 100% con TuneUp Utilities 2009

14 diciembre 2009

Paso 1. Puliendo el sistema
La sección Mejora del rendimiento situada en la parte izquierda de la interfaz principal nos brinda la posibilidad de programar y personalizar la desfragmentación de las unidades de disco, liberar memoria, etc. Del mismo modo y desde el componente TuneUp Registry Defrag, podemos tanto reparar errores que se hayan producido en el Registro como compactarlo para reducir el tiempo invertido en cualquier operación que conlleve su consulta.

Asimismo, en esta sección disponemos de una opción para que podamos personalizar aquellas herramientas que posteriormente permitiremos que se carguen de manera automática en el sistema, o no, y que habitualmente conocemos como programas de inicio.

truco5-1

Paso 2. El optimizador automático
Una de las características más atractivas de esta herramienta es la posibilidad de optimizar nuestro sistema operativo de manera automática. Para lograrlo, TuneUp Utilities 2009 realiza un análisis en profundidad del sistema y los programas que tengamos instalados. Posteriormente hace una búsqueda de las aplicaciones que se cargan en el inicio y nos sugiere una colección de recomendaciones acerca de los cambios que podemos realizar para mejorar el rendimiento general de nuestro PC.

truco5-2

Paso 3. Limpia tus particiones

La categoría Aumento de espacio en disco nos permite liberar espacio de forma automática en nuestras unidades de almacenamiento. Al igual que en el proceso anterior, el programa explora exhaustivamente nuestro disco duro para buscar ficheros duplicados para su posterior eliminación.

Estos archivos repetidos o inservibles contemplan tanto los del propio sistema operativo como los que son fruto de la degradación resultante del uso habitual del equipo, por ejemplo, durante la navegación en Internet o la instalación y desinstalación de aplicaciones.

Temas Relacionados
Loading...