Twitter y el cine se unen para sustituir a la publicidad

28 febrero 2014

Twitter se está convirtiendo en una herramienta que abandona el mundo digital para llegar al mundo más real. Su uso es habitual en medios como la televisión y la radio, pero parece que incluso podría llegar al cine.

Antes, íbamos al cine, nos sentábamos en la butaca, y teníamos que ver una serie de tráilers que resultaban interesantes, pues nos permitían ver lo que estaba por llegar. Hoy en día se acaban convirtiendo en molestos estos anuncios: no aportan nada que no podamos ver dando una vuelta por Youtube, y además nos roban, en ocasiones, bastantes minutos de nuestra vida. Eso es lo que habría llevado a la marca de publicidad en cines National CineMedia a alcanzar un acuerdo con Twitter para sustituir esas promociones en forma de tráilers, por promociones más actuales.

Básicamente, ahora serán Twitter y Vine los que protagonizarán algunos de los momentos promocionales que se encuadran antes del comienzo de las películas. El objetivo de la compañía de publicidad es que estos anuncios sigan sirviendo para lo mismo que servían antes los tráilers, pero con una mayor efectividad en el día a día de hoy. En este sentido, a lo que se dedicarían es a publicar tweets de usuarios, o vídeos de Vine, que están relacionados con la película que se quiere promocionar en un determinado momento. Podría servir, por ejemplo, para que otros usuarios vean lo que han dicho determinadas personas en Twitter sobre una película. Es una manera de hacer llegar las buenas opiniones de los que ya han visto una película a todos aquellos que todavía no la han podido ver.

Por otro lado, con esto también se consigue potenciar la utilización de redes sociales por parte de las personas para compartir sus opiniones sobre una determinada película. Es el boca a boca, pero llevado al mundo digital.

Y es que, lo cierto es que el mundo del entretenimiento del siglo XX está sufriendo muchísimo con la llegada de las nuevas tecnologías. Los cines son una prueba de ello. La facilidad para acceder al contenido digital hoy en día desde casa y en segundos, así como la alta calidad técnica de las pantallas con las que ya contamos, hacen que sean muchos los que se planteen la idea de no ir al cine, sino quedarse en casa, pues además pagar el alquiler o compra de una película digital es más económico que pagar la entrada de la misma cantidad de personas al cine.

No es raro que esto haya llevado a la industria del cine, la de los sitios físicos en los que podemos ver películas, a buscar nuevas maneras de captar a los usuarios. En países como España este tipo de medidas serían muy beneficiosas, pues parece que los cines siguen perdiendo usuarios y que no se toma ninguna medida innovadora para hacer que estos vuelvan a las salas.

 

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });