XP Unlimited: un servidor de escritorios remoto

Los programas servidores de escritorios remotos han permitido un aprovechamiento de equipos antiguos, que pueden ahora ejecutar sistemas operativos más modernos y admitir el acceso a su escritorio desde cualquier PC a través de un navegador web

Javier García-Retamero Redondo

XP Unlimited: un servidor de escritorios remoto

7 julio 2009

Con las herramientas servidoras de escritorios remotos se ha simplificado considerablemente el trabajo de los administradores de sistema, ya que pueden seleccionar las aplicaciones que podrá ejecutar cada usuario. Asimismo, instalar un programa en todos los PCs de los clientes se ha reducido a emplazar el software en el servidor y dar permisos a los usuarios para que vean dicho programa.

La ventaja de aplicaciones como la que vamos a ver, XP Unlimited, frente al escritorio remoto que incorpora el propio Windows XP es que las primeras permiten la conexión de forma simultánea de varios clientes con distintos escritorios.

Paso 1

Instalación

Entra en www.xpunlimited.com/demo.html y descarga la demo del programa XP Unlimited. Está operativa para un máximo de tres usuarios durante 60 días, y necesitas tener acceso a Internet para que, cada vez que arranques el servidor, obtenga una licencia temporal.

Ejecuta la instalación, si tu sistema hace uso de un proxy, introduce los datos del mismo, el programa verificará que nuestro sistema cumple los requisitos (no funcionará en Windows XP Home o embebido). A continuación, rellena los datos referentes a tu dominio (en caso de que lo tengas).

Finalmente, y si todo ha ido bien, se mostrará un informe con el resultado de la instalación. Tras reiniciar el sistema, puedes abrir la consola de control, la cual se encuentra en Inicio/Panel de control/Herramientas Administrativas/Maintenance XPUnlimited.

Paso 2

Acceso al sistema

Para acceder al escritorio remoto, tenemos dos opciones: que el usuario sea miembro del grupo Usuarios de escritorio remoto o que sea el programa el que se encargue de verificar si un usuario tiene permisos para entrar al sistema. Nos vamos a decantar por la primera opción para conservar nuestras políticas de usuarios, para ello, asegúrate de que, en la pestaña Terminal Services, esté marcada la opción Los usuarios deben ser usuarios del grupo local ‘Usuarios del Escritorio Remoto’. Si tienes problemas para entrar, marca la opción Todos los usuarios autenticados pueden iniciar sesión remota…

Para añadir un usuario, pulsa sobre el botón Avanzado. En la siguiente ventana, pulsa con el botón derecho del ratón sobre Local Users and Groups (Local)/Usuarios e introduce los datos; no dejes el usuario sin contraseña, ya que no podrá entrar al sistema. Pulsa sobre Grupos y añade el nuevo usuario al grupo Usuarios de escritorio remoto.

Puedes cambiar el puerto que utiliza el programa (por defecto el 3389). Configura el router y el firewall para que permitan la conexión a través de este puerto.

Paso 3

Administración y soporte

En la pestaña Control, tienes los botones que te permiten iniciar y parar el sistema. En algunas ocasiones, cuando realizamos una actualización de Windows o instalamos otros programas, es posible que se reemplacen archivos que hagan que XP Unlimited no funcione de forma correcta. En la pestaña Soporte, pulsa el botón Verificar, que verificará si todo está correcto, en caso de que nos informe de algún problema, lo puedes solucionar reinstalando la aplicación.

Para realizar tareas administrativas con los usuarios, pulsa en Administrador de Tareas. En la pestaña Usuarios, pulsa con el botón derecho del ratón sobre algún usuario, de modo que se muestren las opciones: Enviar mensaje, Conectar, Desconectar (no cierra las aplicaciones del usuario, por tanto, siguen consumiendo recursos), Cerrar Sesión (cierra las aplicaciones del usuario y termina su sesión), Control remoto (siempre que el administrador haya iniciado sesión de forma remota desde XP Unlimited).

Paso 4

Control de aplicaciones y opciones de inicio

Configura para cada usuario o grupo qué aplicaciones puede ejecutar. En la pestaña Aplicación, selecciona las opciones Por defecto un usuario ve un escritorio completo… y Aplicar el control de aplicaciones estrictamente (recomendado). En la pestaña Usuarios, Grupos y Aplicaciones, escribe el nombre para la aplicación, el del programa (la ruta del programa), la carpeta de destino y el modo inicial de ejecución (autorun, maximizado, minimizado, visible).

Añade o elimina aplicaciones pulsando sobre los iconos de PC. Incluye entre las aplicaciones el escritorio (adjuntando el símbolo $ en el nombre). Las aplicaciones que hemos añadido no podrán utilizar programas no incluidos en el listado, una solución a este inconveniente pasa por añadir a la lista de programas todas aquellas utilidades que sean referenciadas por otros y ocultar aquellos que no queremos que le aparezcan al usuario (desactivando el icono del ojo).

Lo último que nos queda es asignar las aplicaciones a los usuarios o grupos, para ello, selecciona el usuario, la aplicación y pulsa el botón de la flecha. Para crear menús, escribe el nombre del menú seguido de la barra \ y el nombre del programa. El nuevo menú sustituirá al de Inicio que trae Windows por defecto. Para terminar, pulsa sobre el botón Guardar.

Paso 5

Tuning y apariencia del sistema

Para conseguir mejorar el rendimiento del sistema, en la pestaña Terminal Services, pulsa sobre el botón Avanzado. Accede a Console Root/Directiva Equipo local/Configuración del equipo/Plantillas administrativas/Componentes de Windows/Terminal Services.

En la parte derecha de la ventana, cambia los parámetros (después reinicia Windows): Forzar eliminación de papel tapiz de escritorio remoto, con lo que mejorará la velocidad del cliente, ya que no tendrá que descargarse el papel tapiz del escritorio; Limitar intensidad máxima del color, ponlo a 15 bits, mejorará considerablemente la velocidad y el cliente no notará mucho la diferencia con 24 bits; Quitar la opción Desconectar del cuadro de diálogo Apagar, de esta forma, los usuarios solamente pueden cerrar la sesión y se liberan los recursos; En Cifrado y seguridad, habilita la opción Pedir siempre al cliente la contraseña al conectarse; mientras que, en Sesiones, pon un tiempo a Establece un tiempo límite para sesiones de Servicios de Terminal Server activas pero no usadas y habilita Terminar sesiones cuando se alcancen los límites de tiempo.

Para restringir las acciones que puede realizar un determinado usuario, entra en Console Root/Directiva Equipo local/Configuración del usuario/Plantillas administrativas/Menú de Inicio y Barra de tareas o en el apartado Escritorio.

Paso 6

Balanceo de carga

En la pestaña Terminal Services, pulsa en el botón Administrador de Tareas, aparecerán todos los procesos que están corriendo en el sistema y aquellos que se están ejecutando por red. Es conveniente que, cuando el sistema se ralentice demasiado, revises en la pestaña Rendimiento si es un usuario el que puede estar ralentizando el sistema o si éste no tiene capacidad suficiente para dar servicio a todos los clientes. Si se trata de lo segundo, puedes plantearte añadir varios ordenadores formando una granja de servidores de Windows XP y, de esta forma, repartir la carga de trabajo.

En una granja de servidores, el cliente siempre verá su escritorio, sus aplicaciones y sus datos, independientemente del servidor que se le asigne. Para cada servidor, tienes que instalar las mismas aplicaciones. Pulsa sobre la pestaña Balanceo de carga y, en la de Configuraciones, activa la opción Activar Balanceo de Carga. Este servidor participa en el Balanceo de Carga, introduce la dirección IP y el puerto del servidor (la que verán los clientes), así como la IP y el puerto que se usará para comunicaciones UDP con los otros servidores. Pulsa el botón Aplicar.

Para comprobar la carga de CPU, memoria, procesos y usuarios de cada servidor, pulsa sobre la pestaña Balanceo de carga en la Granja o sobre Mostrar servidores activos (si quieres verlo gráficamente). En Mostrar usuarios, aparecen los usuarios que están conectados a cada uno de los servidores. El administrador puede seleccionar varios usuarios y desconectarlos, cerrarles la sesión (tienes que activar estas opciones para que se habiliten los botones) o mandarles un mensaje.

Paso 7

Conexión de los clientes

Copia el archivo xpuWin32client (habitualmente suele estar en C:\Archivos de Programa\XPUnlimited) a cada uno de los clientes. Este software está disponible para las distintas versiones de Windows, así como para Linux y Apple.

Ejecuta el software cliente. En la primera ventana, introduce el nombre, contraseña y dominio del usuario, así como la dirección IP del servidor. En la pestaña Settings, configura aspectos visuales que pueden mejorar el rendimiento del sistema, así como la posibilidad de hacer un balanceo de carga (marca la opción Do Load Balancing). Si estamos utilizando el balanceo de carga, necesitamos conocer los datos de, al menos, uno de los servidores para establecerlo como servidor preferido, aunque el servidor se nos asignará en función de la carga de trabajo.

Para que un cliente termine, puede desconectarse (se mantienen en funcionamiento sus aplicaciones) o hacer logoff (se cierran los programas y se libera la memoria).

Pulsa el botón Administrador de Tareas (pestaña Terminal Services). En la pestaña Usuarios, tienes todos los usuarios que están conectados al sistema. Si pulsas con el botón derecho del ratón, te aparecerá una ventana en la cual puedes enviar mensajes (Send Messages), conectar o desconectar usuarios, hacer logoff y controlarlos remotamente.

Paso 8

Acceso al escritorio desde Internet

Puedes acceder a tu escritorio a través de Explorer (no funciona con navegadores que no soporten controles ActiveX). Accede a la pestaña Servidor Web, habilita la opción Activar Servidor Web y pulsa el botón Aplicar. Escribe en el navegador (siempre que no esté en el ordenador servidor) la dirección de tu equipo y entrarás en la ventana de login.