Usa Gmail con tu propio dominio de correo

El mejor correo posible, personalizado para ti

Dani Castillo

Apps

14 junio 2017

Para la mayoría de nosotros, Gmail es uno de los mejores servicios de correo que existen, y por múltiples motivos:

  • Gran tamaño
  • Fiabilidad
  • Adaptación multi plataforma
  • Filtros anti-spam y antivirus
  • Herramientas extra asociadas a la cuenta: Drive, calendar, Keep...

Pero sí que es cierto que cuando quieres dar una imagen más profesional o, sencillamente, quieres un proyecto personal, el usar la coletilla @gmail.com no queda bien del todo.

Por eso, hoy te traigo una guía completa para que uses tu propio dominio con tu cuenta de correo.

Empezamos!!

Tu Dominio

Lo primero, evidentemente, es que debes tener tu propio dominio comprado.

Para ello tienes mil opciones para hacerlo por un precio anual que suele estar entre los 6 y los 14 euros aproximadamente, dependiendo de donde lo registres y de la extensión que quieras usar.

Recuerda que lo que buscas NO ES UN HOSTING, no necesitas ni alojamiento web, ni servidores cloud, ni nada por el estilo. Y por supuesto, no necesitas servicio de correo!

Lo único que necesitas es un nombre de dominio.

Una vez lo tengas, podemos irnos a la página de GSuite, que es como se llama ahora la solución que engloba todos los servicios de Google para empresas, y que te permitirá la gestión de tu correo.

Alta en G Suite

Verás que hay una opción para comenzar un trial de 14 días sin ningún tipo de coste, que nos irá genial para así tener tiempo de configurar todo perfectamente.

Empecemos

A continuación te pedirá varios datos muy básicos: nombre de empresa, número de empleados (piensa en los distintos usuarios que quieras crear) y una cuenta de correo actual.

El paso más importante es este:

dominio

En nuestro caso, y ya que has comprado tu nuevo y flamante dominio, elegiremos la primera opción.

El proceso es muy sencillo, y el asistente te irá guiando. Recuerda añadir al final una cuenta de correo diferente para poder usar como cuenta de recuperación y contacto, y ya estarás listo para los ajustes finales.

creado

Y ahora sí que sí, vamos a la comprobación final, al elemento clave de todo este proceso.

Digamos que lo que hemos hecho hasta ahora (o has hecho tú) es crear una información que está, nunca mejor dicho, en la nube. No funciona, ni funcionará hasta que completemos el paso final, que es decirle a tu proveedor (al que le hayas comprado el dominio) que tu correo lo gestiona Google.

¿Y eso cómo se hace?

Pues Google te ofrece dos maneras:

La primera tiene una cierta complicación, pero no especialmente a nivel técnico, sino porque requiere que no sólo dispongas del nombre de dominio, sino de un hosting y una página web operativa.

En caso de que así sea, tendrás que añadir una metaetiqueta de este tipo dentro del fichero HTML principal de tu web:

meta

Como ves, es tan sólo una línea de código a añadir en tu página web pero...

¿y si no tienes hosting ni, por tanto página web?

Pues para eso tienes otras opciones, aunque una de ellas tampoco te valdría.

other

Como tú mismo habrás deducido, la opción de Subir archivo HTML aplica a las mismas condiciones que la primera: tener hosting contratado y una web subida.

Pero la de Añadir un registro, que es la más habitual, es la que veremos ahora.

host

En mi caso, nada más elegir esta opción me identifica el hosting como 1and1, y me pide que inicie sesión en él.

Como veis, son pasos auto explicativos consistentes en:

  1. Iniciar sesión en nuestro proveedor.
  2. Acceder al panel de control.
  3. Verificar el dominio con un registro TXT o CNAME.
    1. Ten en cuenta que cada proveedor tiene un panel de control diferente, en el que deberás encontrar la opción Configuración DNS, y este método puede variar. Para ello, Google te lo facilita con un listado bastante completo de proveedores e instrucciones específicas para cada uno de ellos. Lo tienes disponible aquí. En mi caso el registro tiene esta pinta:
      txt
  4. Añadir registros MX al dominio.
    1. Desde el mismo panel de control, accede a Configuración DNS.
    2. Entra a esta configuración y ahora tendrás que decir (si te da opción) que ya no usarás tu proveedor para el correo, sino otro diferente, y crearás registros MX y rellenarás con estos datos.
      mx
  5. Eliminar los restantes (si los hubiera).
  6. Guardar configuración.

Al ir siguiento estos pasos se irán validando los registros de verificación, y podremos ver algo similar a esto:

verificado

¿Qué quiere decir esto?

Pues ni más ni menos que desde este mismo instante, Google es capaz de gestionar los correos de tu dominio!

Al hacer click en siguiente nos dará a elegir qué tipo de plan de correo queremos usar, y para la mayoría de usuarios el Basic será más que suficiente.

Nos pedirá iniciar sesión con la cuenta principal que hemos creado y llegaremos a nuestro flamante panel de Administración de G Suite.

A partir de aquí, tú decides lo que quieres hacer:

Crear más cuentas de correo, modificar las opciones de servicio, habilitar permisos de aplicaciones, cambiar la configuración de calendarios o Google Drive...

Todas las opciones de las que disponen las empresas las tendrás disponibles para ti.

Enhorabuena!

Ya tienes tu correo profesional (o no) con el nombre que tú quieras!

Espero haberte ayudado a conseguirlo!

Loading...