Virtualiza las aplicaciones que más utilizas

Crea versiones portables de tus programas favoritos y utilízalos en el equipo que quieras con total normalidad, sin ningún tipo de instalación y al instante

Manuel Vilella Salcedo

Virtualización llave USB

16 marzo 2011

A día de hoy, son cada vez más los programas que se ponen a disposición del usuario tanto en versión instalable como en portable. Además de conseguir las versiones oficiales lanzadas por las propias empresas desarrolladoras, también es posible encontrarnos con numerosas webs desde las que descargar este tipo de software.

No obstante, es importante tener en cuenta la fuente, pues puede estar manipulado y ocasionarnos algún perjuicio. En definitiva, si no disponemos del desarrollo facilitado por la propia empresa, lo ideal sería que pudiéramos crear nuestra propia versión portable de las aplicaciones que deseemos. Esto es lo que conocemos como virtualización de aplicaciones.

Este concepto nos aportará, ante todo, movilidad, pues dispondremos de nuestro software preferido en una llave USB y lo utilizaremos en cualquier equipo, sin necesidad de instalación, suponiéndonos, en este sentido, un ahorro de tiempo. Lo miremos desde el ángulo que lo miremos, portabilizar software por nuestros propios medios es todo un logro y es lo que vamos a aprender en los siguientes pasos.

NIVEL:INTERMEDIO

Paso 1. VirtualBox

Para crear las versiones portables de nuestros programas recurriremos al uso de una máquina virtual. Así, seguiremos descubriendo que la virtualización nos abre un mundo de infinitas posibilidades. Para ello, hemos escogido el software de virtualización VirtualBox, el cual podemos obtener desde la dirección o desde el DVD Actual que acompaña al número 232 de nuestra revista.

Tras descargar el ejecutable de instalación, hacemos doble clic sobre él. En la primera pantalla del instalador, pinchamos en Next, lo que nos lleva al acuerdo de licencia; aceptamos y pulsamos Next.

Virtualización llave USB 1

En la siguiente pantalla, nos da opción de personalizar la instalación seleccionando los componentes que queremos que se carguen, así como el modo de instalación. Además, podemos elegir la ruta donde se emplazará. Dejamos todo tal cual viene por defecto y hacemos clic en Next. Entonces, especificamos si deseamos que nos cree un icono en el escritorio y/o en la barra de inicio rápido y volvemos a pulsar en Next.

Por último, se nos informa de que, para la instalación de la utilidad de redes de VirtualBox, se ha de reiniciar nuestra conexión a Internet. Hacemos clic en Yes y en Install para que dé comienzo la instalación. Durante el proceso, en Windows 7 se nos pedirá permiso para cargar determinado software de dispositivo, por lo que haremos clic en Instalar cada vez que lo requiera. En la última una ventana, pulsaremos en Finish de modo que se ejecute VirtualBox.

Paso 2. Crea una nueva máquina virtual

Llegados a este punto, procederemos a la creación de una nueva máquina virtual con un Windows XP SP3. Pero, antes introducimos el CD de Windows XP SP3 en el lector de CD del equipo. En VirtualBox, hacemos clic en Nueva, lo que nos dará la bienvenida al asistente de creación de la máquina virtual. Pinchamos en Next. En la siguiente pantalla, asignamos un nombre a la misma y, por defecto, reconocerá que el sistema operativo que estamos instalando es Microsoft Windows XP. Hacemos clic otra vez en Next.

En seguida, tendremos que seleccionar la cantidad de memoria RAM destinada a la máquina virtual. Designamos 512 Mbytes. Por último, en la siguiente ventana, tendremos que elegir si queremos crear un nuevo disco duro para la máquina virtual o si ya disponemos de uno.

Virtualización llave USB 2

Dejamos todo por defecto, pulsamos en Next y nos situamos en una ventana para la creación del nuevo disco virtual. En la siguiente pantalla, dejamos la opción Almacenamiento de expansión dinámica que viene marcada por defecto. Damos nuevamente al botón Next y accedemos a un resumen de todas las configuraciones seleccionadas para el disco duro virtual.

Pulsamos en Terminar. Hasta aquí llega el proceso de creación del disco duro virtual, nos falta concluir el proceso de creación de la máquina virtual haciendo clic en Terminar en su correspondiente ventana.

Loading...
'); doc.close(); });