Vísteme despacio, que tengo prisa

Los anglosajones tienen una expresión, «busywork», que viene a decir «hacer como si uno trabajara». A veces me pregunto si la razón por la baja productividad española no es porque trabajemos poco o mal, ni siquiera por lo poco que nos gusta trabajar, sino por lo mucho que nos gusta que se nos vea trabajando

Javier Candeira

Vísteme despacio, que tengo prisa

27 agosto 2010

Pasa en todas las oficinas, y no en pocos domicilios de trabajadores autónomos como el que suscribe. Uno cuenta su trabajo no por lo que produce, sino por las horas que pasa amarrado al duro banco. Se concibe como heroico un comentario de «Ayer estuvimos aquí hasta las ocho y media, y hoy vamos a tener que echar las mismas horas», cuando lo realmente encomiable es el comportamiento que lleva a presumir de «lo teníamos todo tan organizado, que a las cuatro de la tarde ya estábamos terminando».

Es una especie de puritanismo del trabajo pasado, entendido como si cada uno de nosotros fuera el productor de su propio reality show de televisión: cualquiera que pulse el botón de su televisor mental nos tiene que pillar trabajando. Prácticamente los únicos que no caen en este error son los basureros, a los que vemos currar por las calles de nuestras ciudades a toda pastilla, porque saben que, cuanto antes terminen el turno, antes se van para casa. Los demás, con mucha frecuencia (aunque no todos, y no siempre), preferimos hacer horas, que es algo fácilmente contabilizable, y muy igualitario, porque las horas de todos tienen el mismo número de minutos.

Esto no solo le pasa a empleados o autónomos, sino también a empresarios (o, como les gusta llamarse últimamente, emprendedores), que con frecuencia presumen de no dormir para montar su último proyecto. Por esta razón, me gustaría ofrecer dos o tres contraejemplos de empresarios y creadores de proyectos que, como el famoso obrero soviético Stajanov, consiguen hacer más trabajo en menos tiempo.

En junio de 2005, Patrick McKenzie trabajaba como salaryman en una empresa de ingeniería japonesa cuando decidió montar un sitio para hacer sus propias tarjetas de bingo. McKenzie había sido profesor de inglés en Japón, y sabía el engorro que supone diseñar e imprimir una a una las tarjetas usadas en el juego del bingo como herramienta de enseñanza de vocabulario. Cinco años más tarde, ha dejado su trabajo: su pequeña empresa on-line, BingoCardCreator le proporciona 30.000 dólares al año, y ha decidido dedicarse a ella a tiempo completo. Sin embargo, alcanzar este punto solo le ha llevado cinco horas a la semana. El truco, aparentemente, es usarlas bien.

Jason Fried y David Heinemeier Hansson son los responsables de 37 Signals, la firma conocida por sus servicios Basecamp, Campfire, Highrise y Back­pack, y también por ser el origen del popular entorno de programación de sitios web Ruby on Rails. Se trata de una empresa distribuida, en la que casi todos los currantes trabajan desde su casa, y que no solo ha abolido las reuniones, sino que ha establecido la semana laboral de cuatro días. Con las excepciones comprensibles de los miembros del equipo de soporte, que se rotan para cubrir cualquier eventualidad propia de un servicio on-line, los socios y empleados de 37 Signals trabajan solo de lunes a jueves, y nunca están con la bandera bajada más de ocho horas. Currar más es perder el tiempo.

David Heinemeier Hansson (también conocido como DHH) va más lejos: «Si hay algo que no puedas hacer en ocho horas, intenta hacerlo en cinco». Él mismo programó la primera versión de Ruby on Rails a ratos perdidos, unas diez horas a la semana, a la vez que programaba el servicio Basecamp, mientras estudiaba su carrera de empresariales.

rework

Fried y DHH no solo predican con el ejemplo, sino también de palabra. Sus libros Getting Real y Rework explican cómo la simplicidad en los productos y la tranquilidad en el trabajo que los realiza puede llegar más lejos que la complejidad y la urgencia. Un poco de zen, o de proverbios tradicionales españoles, nunca viene mal. Y no solo para el espíritu; también para la cartera.

Temas Relacionados
Loading...