Windows 7 al cien por cien: más rendimiento y fiabilidad en el hardware

Aunque un ordenador se alza como una máquina robusta y fiable, no es invulnerable. Por eso, conviene observar ciertas precauciones durante su uso continuado

Manuel Arenas

Windows 7 al cien por cien: más rendimiento y fiabilidad en el hardware

14 febrero 2011

Aunque un ordenador se alza como una máquina robusta y fiable, no es invulnerable. Por eso, conviene observar ciertas precauciones durante su uso continuado, de modo que se asegure la mejor experiencia de usuario y un rendimiento óptimo. En este sentido, resulta muy importante la labor del hardware.

A pesar de que la parte dedicada a los trucos para Windows 7 es de gran importancia para lograr que el rendimiento sea lo más alto posible, un fallo en el hardware puede suponer una ralentización generalizada de todo el sistema. En el lado opuesto, si se optimizan convenientemente los parámetros de uso del hardware, es posible aumentar el rendimiento por encima de los valores nominales, o conseguir ganancias en otros aspectos, como el del ahorro energético o el funcionamiento silencioso.

ATENTOS A LA REFRIGERACIÓN

Si hay un enemigo acérrimo del hardware, ese es el calor. A más calor, menor estabilidad, menor rendimiento y, en el peor de los casos, menor fiabilidad y tiempo de vida de los componentes. En el caso de los portátiles, más calor significa también una mayor incomodidad de uso y un aumento del ruido al entrar en funcionamiento el ventilador del equipo.

96. Revisa el interior

El interior del PC es un imán para pelusas y suciedad; y en ubicaciones húmedas, un riesgo de averías. La pelusa tiende a acumularse en las aletas de los ventiladores y de los disipadores, hasta tal punto que pueden parar el motor del ventilador y evitar que se refrigere el procesador, chipset o la tarjeta gráfica, sobrecalentando el sistema. Además, la pelusa y el polvo sobre los circuitos impresos pueden acarrear humedad y originar averías eléctricas en casos extremos. Sea como fuere, cada seis meses es conveniente revisar el interior del PC y hacer una limpieza.

Otro detalle que no puede pasar desapercibido es la disposición de los cables de alimentación. Una distribución poco organizada y caótica supone indefectiblemente bloquear el circuito de aire que recorre el interior de la caja para sacar el calor fuera del sistema. Agrupa los cables lo más posible y trata de pegarlos a los laterales. Observa la proximidad de los extremos a las aletas de los ventiladores para evitar que las bloqueen. Ten presente que los discos duros también se calientan (y mucho), así que no los uses como zona de agrupamiento de los cables sobrantes. Es mejor si compras una fuente modular y solo instalas los necesarios.

PCdentro

97. La ventilación

Los equipos con ventiladores grandes, con un peso notable, tienen que tratarse con especial cuidado. Si vas a moverlo, lo ideal es desmontar el ventilador. Con un peso de 500 gramos, por ejemplo, una fuerza brusca puede hacer que se convierta en varios kilos, que probablemente dañen el PCB del ordenador al hacer fuerza sobre él. En el montaje, prepara pasta térmica para que la unión entre el disipador y el procesador sea lo más precisa posible.

No siempre un ventilador grande es el más adecuado para un ordenador. Los últimos procesadores de Intel y AMD en las gamas medias tienen un TDP moderado y los ventiladores estándar son suficientes para mantener la temperatura bajo control. De todos modos, en situaciones en las que se instalen procesadores extremos o se vaya a poner en práctica el overclocking, es vital elegir un modelo con una reducida resistencia térmica y con margen suficiente para disipar más vatios que los nominales especificados en el TDP de la CPU. En casos extremos, no es desdeñable la elección de una solución de refrigeración líquida.

Un ordenador portátil necesita refrigerarse tanto como uno de sobremesa, aunque la ventaja es que los sistemas de ventilación suelen estar muy bien diseñados. De todos modos, los ordenadores de mayor tamaño se pueden beneficiar del uso de soportes con ventiladores activos que mantengan la parte inferior especialmente «fresca». Ésta integra en muchos casos unos mini soportes de apenas 1 o 2 mm que hacen que haya una separación entre la base del equipo y la superficie de apoyo.

Si se apoya el equipo directamente sobre el regazo, la tela puede bloquear las salidas de aire y recalentar el ordenador. En el mejor de los casos, irá más lento; en el peor, subirá de temperatura. Así pues, no es desdeñable adquirir un soporte con ventilación activa. Pruébalo antes de comprarlo, sobre todo para comprobar si el nivel de ruido es elevado.

soporte

COMPONENTES Y OVERCLOCKING

98. Beneficios del overclocking

Los últimos procesadores de Intel y AMD ofrecen tecnologías de fabricación muy depuradas y tienen un amplio margen para modificar los parámetros relacionados con el rendimiento: voltaje, multiplicador o velocidad del bus son las variables con las que se puede jugar para aumentar el rendimiento por encima de los valores nominales. El multiplicador solo se puede modificar en los procesadores Black Edition de AMD o en los Extreme Edition de Intel.

Mientras que la velocidad del bus o el voltaje son parámetros que dependen de la BIOS de la placa base, la práctica totalidad de los modelos actuales integran menús específicos para modificar estas variables. Incluso en los últimos modelos de placas base de Asus se integra la tecnología Core Unlocker, que permite aprovechar los núcleos desactivados por AMD para los modelos de tres núcleos. También hay tecnologías que ajustan el overclocking automáticamente paso a paso y analizan la fiabilidad de la configuración, de modo que, al encontrar la máxima estable, la activan.

A pesar de los automatismos, la forma óptima de alcanzar el máximo rendimiento es mediante técnicas manuales, como ir subiendo los valores de la velocidad del bus hasta que el sistema no sea estable. Seguidamente, hacer lo propio con el voltaje y la frecuencia, hasta que se alcanza el máximo estable. Las placas base de fabricantes como Asus, Gigabyte, Zotac o MSI integran herramientas de software especialmente diseñadas para aumentar el rendimiento con seguridad, sin dañar los componentes del equipo. Instala no solo los controladores de las placas, sino también las utilidades del sistema y párate un poco a descubrir los entresijos de su funcionamiento.

Si aumentar el rendimiento es práctico, en algunas ocasiones, bajar la velocidad de reloj (underclocking) también resulta ventajoso. En sistemas multimedia para el salón, por ejemplo, en los que solo se van a ver películas o navegar por Internet, es interesante bajar la velocidad de reloj para conseguir menor temperatura de trabajo y al mismo tiempo menor velocidad para el ventilador (menos ruido).

bios

99. Componentes de calidad

Si el ventilador es importante, también lo son otros componentes del sistema que tradicionalmente se han dejado en manos de los fabricantes. Uno de ellos es la fuente de alimentación, que juega un papel esencial en aspectos como la eficiencia o la durabilidad del equipo. No es recomendable usar modelos con una potencia muy ajustada a las demandas del equipo, pues a la mínima ampliación será necesario cambiar la fuente.

Por otro lado, merece la pena instalar una fuente con una eficiencia de al menos el 80% (especialmente en equipos de gama media y media alta). Por su parte, una caja mal elegida puede suponer que no se puedan abordar actualizaciones de hardware porque sencillamente no quepan los nuevos componentes; o convertir la manipulación del interior en poco menos que una operación de cirugía.

caja-antec

100. El concepto de plataforma

AMD ha potenciado la idea de «better together» cuando se trata de construir sistemas PC con un funcionamiento óptimo. La idea es integrar componentes diseñados por AMD en partes tan esenciales como el chipset, el procesador y la tarjeta gráfica, de modo que su comportamiento pueda ser parametrizado de forma conjunta.

Y parece que lo ha conseguido mediante el uso del software AMD Overdrive, una herramienta que detecta la presencia de los componentes adecuados y pone a disposición de los usuarios todo un repertorio de paneles de control y monitorización del sistema a todos los niveles: temperaturas, velocidades de reloj, voltajes o incluso perfiles específicos donde se asignan afinidades a aplicaciones diferentes de acuerdo con el uso que se vaya a dar al equipo en un momento dado.

Es cierto que el rendimiento de los procesadores de gamas más altas de AMD no está a la altura del de los micros extremos de Intel; pero, cuando entra en juego el concepto de plataforma para un uso general, AMD cuenta con la ventaja de contar con tecnologías gráficas avanzadas y haber potenciado la idea de plataforma.

amd-overdirve

Loading...
'); doc.close(); });