Windows Vista más cómodo, rápido y... mejor

Dice Microsoft que su último sistema operativo es el más seguro, fácil de utilizar y entretenido de cuantos han comercializado hasta la fecha. ¿Seguro? Sin duda. ¿Fácil de utilizar? Casi siempre. ¿Entretenido? Lo es mucho más después de recurrir a estos consejos

Juan Carlos López Revilla

Windows Vista más cómodo, rápido y... mejor

23 agosto 2008

No todos los trucos que encontraréis en este artículo son nuevos. Algunos los hemos publicado en anteriores entradas de PC Actual, otros os los ofrecemos mejor explicados y los restantes son inéditos. En cualquier caso, hemos creído oportuno recopilar los mejores consejos que conocemos para incrementar el rendimiento de Vista y conseguir que las horas que dedicamos a la utilización de este sistema operativo sean mucho más agradables. Si te exaspera el tiempo que invierte tu PC a la hora de copiar un fichero o estás cansado de las infatigables ventanas de aviso que emergen a lo largo de una sesión de trabajo, sigue leyendo.

Truco 1

Desactiva el UAC

El módulo de control de las cuentas de usuario (User Account Control) permite controlar con precisión el contexto de seguridad en el que se ejecutan las aplicaciones. Resulta útil cuando se han definido varias cuentas de usuario en una misma máquina, pero no lo es tanto si utiliza el PC una única persona.

En este escenario, puede resultar útil desactivar este componente, pues, al hacerlo, desaparecerán las tediosas ventanas de confirmación que solicitan nuestro permiso para continuar. Para lograrlo, lo único que tenemos que hacer es dirigirnos a Inicio/Panel de control/Cuentas de usuario.

Después, pincharemos en el enlace Activar o desactivar el Control de cuentas de usuario y, a continuación, haremos clic en el botón Continuar de la ventana del UAC. Para concluir, desactivaremos la casilla de verificación Usar el Control de cuentas de usuario (UAC) para ayudar a proteger el equipo, haremos clic en Aceptar y reiniciaremos el PC para que los cambios entren en vigor.

Truco 2

Mejor rendimiento de tu disco duro

Una forma eficaz de incrementar la productividad del subsistema de almacenamiento secundario en Windows Vista consiste en habilitar la caché de escritura del disco duro. Por defecto, este parámetro se encuentra desactivado, ya que esta configuración puede ocasionar pérdida de información si se produce una interrupción del suministro eléctrico o un fallo inesperado en el sistema operativo. Aun así, nosotros creemos que resulta interesante para aquellos usuarios que tienen un SAI (sistema de alimentación ininterrumpida).

Lo primero que haremos para habilitar esta prestación es dirigirnos a Inicio/Panel de control/Sistema. Después, haremos clic en Administrador de dispositivos y desplegaremos el grupo Unidades de disco. Ahora, pincharemos sobre el identificador de nuestro disco duro empleando el botón derecho del ratón y seleccionaremos la opción Propiedades. Para concluir, activaremos las casillas de verificación Habilitar caché de escritura en el disco y Habilitar rendimiento avanzado alojadas en la pestaña Directivas. Al final, haremos clic en Aceptar.

Truco 3

No a la compresión diferencial remota

Esta tecnología permite optimizar la sincronización de los datos a partir de una fuente remota minimizando la cantidad de información que es necesario transferir a través de una red de comunicaciones. Aunque resulta útil a la hora de sincronizar grandes volúmenes de datos que han sufrido modificaciones pequeñas, en algunos entornos repercute negativamente en el rendimiento de las operaciones de transferencia local de ficheros, por lo que suele resultar útil desactivarla.

Para lograrlo, sólo tenemos que dirigirnos a Inicio/Panel de control/Programas y características, pinchar en Activar o desactivar las características de Windows y, por último, desactivar la casilla de verificación Compresión diferencial remota.

Truco 4

Deshabilita Windows Search

Este componente de Windows Vista analiza continuamente los cambios producidos en las entradas del sistema de ficheros para reducir drásticamente el tiempo invertido en el proceso de búsqueda de la información. Normalmente resulta útil, pero acapara recursos, por lo que, si no realizamos búsquedas con asiduidad, es interesante desactivarlo, al menos en algunas particiones.

Para evitar que este servicio indexe una partición concreta sólo debemos iniciar el Explorador de Windows dirigiéndonos a Inicio/Accesorios, hacer clic empleando el botón derecho del ratón sobre la unidad que deseamos manipular, seleccionar la opción Propiedades y, para concluir, desactivar la casilla de verificación Indizar esta unidad para realizar búsquedas con mayor rapidez alojada en la pestaña General.

Truco 5

Mejor apagar que suspender

A pesar del esfuerzo que han realizado los diseñadores de Microsoft para que Windows Vista sea un sistema operativo fácil de utilizar, algunas operaciones no son tan intuitivas como sería de desear, al menos la primera vez que se afrontan. Una de ellas es el apagado del equipo. Por defecto, el botón del menú Inicio cuyo icono parece indicar que, al pulsarlo, apagaremos el ordenador lo pone en estado de suspensión, pero podemos cambiarlo para conseguir que nuestro PC se apague de una forma más rápida y cómoda.

Lo primero que haremos es dirigirnos a Inicio/Panel de control/Opciones de energía. Después, haremos clic en Cambiar la configuración del plan de la opción de energía que estemos utilizando y, a continuación, pincharemos en Cambiar la configuración avanzada de energía. Entonces, desplegaremos el grupo Botones de encendido y tapa y, dentro de éste, Botón de encendido del menú Inicio. Para concluir, pincharemos en Suspender, lo cambiaremos por Apagar y haremos clic en el botón Aceptar.

Truco 6

Si no te convence Windows Defender

La función de esta aplicación no es otra que alertar a los usuarios de una máquina si algún programa malicioso intenta ejecutarse o instalarse en el equipo. Su utilidad es evidente, sin embargo, los usuarios avanzados pueden preferir desactivar este componente para no verse interrumpidos cada poco por ventanas de aviso.

Para lograrlo, lo primero que haremos es dirigirnos a Inicio/Panel de control/Centro de seguridad. Después, haremos clic en el enlace Windows Defender alojado en la esquina superior izquierda de la ventana y, a continuación, pincharemos en Herramientas/Opciones. Por último, nos desplazaremos hasta el extremo inferior de la ventana utilizando la barra de desplazamiento lateral y desactivaremos la casilla de verificación Usar Windows Defender alojada en la categoría Opciones de administrador. Antes de cerrar la ventana haz clic en el botón Guardar.

Truco 7

Unidades compartidas sin problemas

El algoritmo de cifrado empleado por Windows Vista para enviar el identificador de usuario y la contraseña a la hora de identificarnos para acceder a un recurso compartido, como una carpeta o un disco NAS, no siempre es interpretado correctamente por las máquinas y los dispositivos antiguos. Por esta razón, lo mejor que podemos hacer es obligar a Vista a utilizar un cifrado compatible.

Para llevar a cabo nuestro propósito iniciaremos el Editor del Registro introduciendo la orden regedit en Inicio/Iniciar búsqueda y localizaremos la clave HKEY_LOCAL_MACHINE/SYSTEM/CurrentControlSet/Control/Lsa. Después, haremos doble clic en la entrada LmCompatibilityLevel e introduciremos el valor 1 en el campo Información del valor. Por último, pincharemos en Aceptar y reiniciaremos el PC para que los cambios entren en vigor.