Promoción

¿Qué ventajas tiene un móvil libre frente a uno de operadora?

Móviles

23 mayo 2017

Dado que el usuario de smartphone suele tardar alrededor de dos años de media en cambiar de teléfono móvil, debe enfrentarse a menudo a la elección de un nuevo terminal. Más allá de comparar las características técnicas y precios de unos y otros dispositivos, una de las dicotomías más habituales es la siguiente: ¿qué es mejor, comprar un móvil libre o uno ligado al contrato de alguna compañía telefónica?

Los segundos seducen sobre todo por el sistema de pago a plazos. Esto es, las operadoras ofrecen smartphone ‘gratuitos’ o a muy bajo coste, siempre con la condición de abonar una mensualidad en concepto de tarifa fija durante un periodo de tiempo de entre uno o dos años. Puede darse que, si echamos cuentas, el dispositivo adquirido tenga en total el mismo coste, o incluso menor, que si lo compráramos liberado. Un precio que suele resultar especialmente atractivo para dispositivos de alta gama, que acostumbran a estar de promoción en el catálogo de las compañías telefónicas. Además, los primeros meses de tarifa suelen beneficiarse de interesantes descuentos y, una vez superado el compromiso de contrato, será posible liberar nuestro terminal.

Móviles libres, mayor flexibilidad

Hasta aquí las ventajas de los móviles de operadora. Ahora bien, ¿por qué adquirir un smartphone liberado? O formulado de otra manera: ¿a qué se debe la popularidad de estos dispositivos? En resumen, la hegemonía del móvil libre parece responder a los hábitos de vida de los consumidores, pero también a la amplia oferta de tarifas. Llamadas durante viajes de negocio, o bien dentro del territorio nacional; a lo largo de todo el mes, o solo durante los fines de semana; a un reducido número de personas, o llamadas largas y a números de diversas operadoras… Las necesidades comunicativas de los usuarios cambian con frecuencia, lo cual los lleva a saltar de una compañía telefónica a otra con cierta frecuencia, siempre en busca de las condiciones más rentables.

El fenómeno anterior encuentra su solución ideal en el móvil liberado, que se adapta con tan solo cambiar la SIM que alberga. Pensemos, por ejemplo, en el costoso sistema ‘roaming’ durante nuestras estancias en el extranjero; sobrecargos que se pueden evitar adquiriendo una tarjeta de prepago de una operadora del país de destino. Acordémonos también de las penalizaciones que las operadoras imponen a aquellos clientes que desean realizar un cambio de compañía antes del fin del contrato. Tengamos en cuenta, por otro lado, las cláusulas ocultas que suele incluir el mismo. Y unas dos últimas ventajas del móvil libre: la posibilidad de actualizar el software, y su mayor valor de venta de segunda mano si nos queremos deshacer de él.

Asegura tu terminal

Con todo, a la hora de comprar nuestro nuevo móvil liberado, conviene contratar alguna protección adicional. Es el caso de los denominados seguros para móviles: pólizas que contemplan desde casos de robo y uso fraudulento hasta fallos mecánicos y electrónicos, pasando por problemas con la betería, el conector Dock o la antena. Así, una buena solución es asegurar un móvil libre con Wert Garantie, a través del portal miseguromovil.com. Se trata de un servicio gestionable íntegramente de manera online, que sin duda nos permitiría disfrutar de nuestro dispositivo con mayor seguridad.

Loading...