Se buscan talentos programadores entre las personas con autismo

Altas capacidades para el desarrollo de código

Vero Rodríguez

Proyecto TICTEA

13 de abril de 2018, 10:13 | Actualizado a

Proyecto TICTEA

¿Sabías que muchas personas con autismo o síndrome de Asperger son excelentes programadores (especialmente, visuales) y desarrolladores de software? Hace ya más de diez años, el periodista Steve Silberman descubrió que muchos de los ingenieros de Silicon Valley, los grandes genios de la industria tecnológica, tenían hijos autistas. También se encontró con que, en compañías como Microsoft, algunos de los mejores depuradores de código -los que se encargan de detectar los errores- tenían síndrome de Asperger. Esto se debe a que estas personas poseen altas capacidades para la analítica, la memoria a largo plazo o la concentración, lo que les hace destacar en matemáticas y testeo de software o videojuegos. Por el contrario, la interacción social les agota y frustra con frecuencia.

Tirando de ese hilo, Silberman escribió un famoso libro (“Una tribu propia”, Grupo Planeta) en el que defiende la neurodiversidad como una riqueza más del ser humano. Sobre personajes únicos como Albert Einstein, Steve Jobs, Tim Burton, Nikola Tesla o Steven Spielberg también se ha especulado que entrasen en el espectro autista, aunque algunos de ellos nunca hayan tenido un diagnóstico oficial.

A pesar de sus altas capacidades para empleos relacionados con la programación, el análisis de datos y el desarrollo de código, entre el 76 % y el 90 % de las personas con TEA (Trastornos del Espectro Autista) en edad laboral están desempleadas, según datos de Autismo Europa. Para combatir esta situación y promover el empleo de estas personas en la industria TIC, Microsoft se ha unido a la Fundación ONCE con el Proyecto TICTEA, colaborando también con la Confederación Asperger España.

Como medidas concretas, el Proyecto TICTEA quiere facilitar la identificación de candidatos con TEA para cubrir puestos de alta cualificación técnica, ya que muchas veces no es sencillo detectar sus altas capacidades en un proceso de selección estándar (las dificultades para la interacción verbal pueden descartar a un candidato, por ejemplo, en una entrevista de trabajo).

IAMCP España, entidad que agrupa a los principales partners de Microsoft en nuestro país -que representan más de 30.000 empleos tecnológicos de alta cualificación- impulsará la adopción de medidas en esta línea. Igualmente, Microsoft modificará sus procesos de selección y reclutamiento en España con el fin de tener en cuenta estos perfiles. La subsidiaria española de la compañía desarrollará un proyecto piloto para la incorporación de personas con TEA, que se extenderá posteriormente al resto de Europa. Por su parte, Fundación ONCE y Confederación Asperger España aportarán su experiencia en la inserción laboral de personas con discapacidad y asesorarán a las empresas participantes en el proyecto.

El proyecto TICTEA continúa la experiencia desarrollada por Microsoft en Estados Unidos para la incorporación de personas con autismo, lanzada hace ya tres años. En este tiempo, más de 50 personas con TEA se han incorporado con éxito a la compañía, en diversas posiciones que incluyen desde ingenieros de software a científicos de datos. Además de modificar el procedimiento de reclutamiento, la compañía ha reforzado los planes de acompañamiento durante los primeros meses en la organización, para asegurar la formación específica y la correcta adaptación al puesto de las personas con TEA.

Loading...