Cinco reglas básicas para garantizar tu ciberseguridad

Pon a salvo tus datos

Vero Rodríguez

Ciberseguridad

19 de abril de 2018, 11:56 | Actualizado a

Ciberseguridad

La mayoría de nosotros conoce perfectamente las recomendaciones básicas que nos dan los expertos en ciberseguridad para no poner en peligro nuestros datos ni nuestro dinero. Sin embargo, muchas veces bajamos la guardia o cometemos errores de principiante que nos hacen ser víctimas de los ciberdelincuentes, ya sea en forma de criptojacking, malware o ransomware.

Como nos recuerda el especialista en ciberseguridad e IT All4Sec, a día de hoy, el tráfico de datos supera en beneficios al narcotráfico. Los datos se compran y venden en la Deep Web o la Dark Web, donde pueden permanecer durante años y de donde no se pueden retirar. De ahí que el software malicioso que pretende hacerse con nuestros datos no pare de crecer. La reciente filtración de datos descubierta en Facebook también ha encendido las alarmas sobre la protección online de nuestra información personal.

Para poner a salvo tus datos, te refrescamos la memoria sobre las reglas de seguridad fundamentales que debes respetar en internet.

Mantener actualizados tus sistemas y aplicaciones

Si quieres evitar ataques como el criptojacking o minado malicioso de criptomonedas en tu equipo, una recomendación esencial que nos recuerda CheckPoint es instalar las últimas versiones de firmware y software. Puede que no te libre de todos los ataques, ya que los más recientes aprovecharán vulnerabilidades desconocidas o de día cero, pero siempre ayuda.

Tener cuidado con los datos que compartes

Antes de exponer en internet (y esto incluye cualquier red social como Facebook o Twitter) tus datos personales, piensa detenidamente si es necesario. Mucho cuidado, especialmente, con los datos de ubicación, residencia o relaciones con otras personas, ya que pueden ser utilizados por desconocidos para localizarte fácilmente. Por supuesto, los datos de pago solo debes introducirlos en webs de absoluta confianza.

Usar contraseñas seguras

Puedes crear contraseñas seguras con un generador automático o incluso utilizar un gestor de claves que reúna y proteja en un solo lugar todas tus contraseñas y nombres de usuario. En cualquier caso, evita utilizar la misma contraseña para todo y, si no es absolutamente imprescindible y algo puntual, no compartas tus claves con nadie.

Conectarte desde sitios fiables

Las redes WiFi públicas no suelen contar con ningún tipo de seguridad, por lo que sufren frecuentes ataques para robar los datos de los usuarios. Si no te queda más remedio que conectarte a una de estas redes (en el aeropuerto o una cafetería), procura no entrar en sitios sensibles como tu cuenta bancaria, tus redes sociales o tu correo electrónico. Puedes saber si un sitio web es seguro si contiene “https” en su URL y un pequeño símbolo de candado al lado.

Sin embargo, aunque la web sea segura, tu información personal podría ser vulnerable en una conexión WiFi pública no segura. Además, los ciberdelincuentes utilizan dispositivos programados para buscar automáticamente conexiones con otros dispositivos en la misma red. Por ello, asegúrate de desactivar la opción de compartir en tus dispositivos. Norton Symantec te ofrece además una solución de red privada virtual (VPN) -Norton Wi-Fi Privacy- que proporciona un “túnel seguro” que encripta los datos que están siendo enviados y recibidos entre tu dispositivo e internet.

Pensar antes de descargar

Como ya hemos comentado muchas veces, tu móvil puede ser una fabulosa puerta de entrada para los ciberdelincuentes. Así que intenta siempre descargar las apps y APKs desde tiendas y repositorios de confianza que te ofrezcan una protección antimalware aceptable. Evita las falsificaciones y las aplicaciones que te prometan el todo-gratis sin nada a cambio. Mucha prudencia también a la hora de aprobar los permisos de acceso cuando te descargues una app.

Loading...