El fallo del Note 7 costará a Samsung mil millones de dólares

La llamada a devolución de los terminales costará a la empresa el 5% de los beneficios

David Cerdán

galaxyNote7_2

6 de septiembre de 2016, 08:15 | Actualizado a

galaxyNote7_2

El recién estrenado Galaxy Note 7 sigue llevando a Samsung de cabeza. La semana pasada el mundo entero puso el foco en este nuevo modelo tras conocerse que al menos 35 terminales habían explotado por culpa de un defecto en la fabricación de la batería.

La empresa reaccionó con rapidez cortando el asunto de raíz. Detuvo las ventas y lanzó una campaña para que los compradores devolvieran los 2,5 millones de unidades vendidas.

Ahora, analistas citados por Bloomberg estiman que el problema podría costarle a Samsung hasta mil millones de dólares.

Origen de las baterías

El origen de la explosión de los terminales lo encontramos en un defecto de fabricación de las baterías.

Para dar vida a la nueva versión del Note, Samsung ha utilizado dos proveedores: “Samsung SDI Co.” (una filial) y “Amperex Technology Ltd.” (una empresa china). Se desconoce cuál de los dos ha sido el encargado de la fabricación de las baterías del nuevo teléfono, pero lo cierto es que "Samsung SDI" proporciona el 70% de las baterías para "Samsung Electronics", mientras que "Amperex Technology" proporciona el otro 30.

Ante esta situación, Samsung decidió hace unos días suspender las ventas del teléfono y reclamar a los consumidores la devolución del dispositivo prometiendo un reemplazo.

El medio de comunicación “Bloomberg” ha analizado en su blog la situación y el impacto que puede tener en los beneficios de la empresa surcoreana. Algunas fuentes apuntan a que las pérdidas por este fallo podrían ascender a los mil millones de dólares, aunque se espera que Samsung repercuta en parte estas pérdidas a sus proveedores.

Estas cifras aparentemente elevadas representan únicamente el 5% de los beneficios netos proyectados para el 2016, lo cual indicaría que Samsung no se verá enormemente afectada. No obstante, los analistas indican que el daño podría ser más de imagen que económico.

Samsung había aprovechado el buen recimiento del "Galaxy 7" para impulsar el nuevo Note. Además, la salida del terminal en Agosto respondería a un intento de posicionarse por delante del nuevo iPhone que hará su aparición en unos días.

La empresa surcoreana debe apresurarse para zanjar el problema y relanzar las ventas cuanto antes.

Note 7 en España

Las ventas del terminal han sido congeladas en los 10 países donde se encontraba ya disponible. En España, pese a no ser uno de los países de lanzamiento, existen usuarios que se han hecho con él, ya sea por Internet o por haberlo adquirido en un viaje.

Para estos tempranos compradores Samsung ha habilitado un teléfono de información: 900100807.

Loading...