Los peligros de compartir dispositivo con tu pareja

Malware y venganzas online

Vero Rodríguez

Parejas online

4 de junio de 2018, 11:16 | Actualizado a

Parejas online

Coincidiendo con la celebración de San Valentín, ya os contamos que no mantener la privacidad de una pareja online puede tener sus riesgos (y muy serios) para la seguridad de vuestros datos. Compartir contraseñas, cuentas y dispositivos, e incluso tener reconocidas las huellas dactilares en el teléfono de tu pareja, es más habitual de lo que pensamos. Sin embargo, no siempre los dos miembros de una relación tienen los mismos conocimientos sobre ciberseguridad y/o tecnología -puede que incluso no tengan ninguno- y pueden estar exponiendo al otro a graves amenazas y a daños irreparables en los equipos.

Esto es precisamente lo que ha descubierto Karspersky Lab en su último estudio. Según este informe, el 82 % de las parejas comparte dispositivos. Casi siempre, los ordenadores (8 de cada 10), aunque la mitad también da el acceso a sus smartphones. Además, el 77 % tiene en común una cuenta de algún tipo, ya sea ocio, bancos, tiendas o cualquier otra actividad.

En las parejas heterosexuales, suelen ser los hombres (75 %) los que afirman ser más expertos que ellas en cuanto a seguridad y prácticas online, por lo que ayudan a sus parejas a realizar determinadas configuraciones o resolver problemas concretos (en el 94 % de los casos). No obstante, un 31 %, aunque sepa que su pareja tiene un mayor conocimiento tecnológico, evita preguntar y puede cometer sin darse cuenta una imprudencia online: conectarse a redes WiFi inseguras, descargar archivos desde webs desconocidas, dejar sus dispositivos desatendidos en lugares públicos…

Como resultado, desde que comparten dispositivos con parejas menos expertas, muchos usuarios han sufrido daños en los dispositivos (30 %), han padecido alguna infección accidental por malware (24 %) o han visto cómo su pareja compartía datos personales sin su consentimiento (18 %).

Venganzas online tras una ruptura

La transparencia en una relación es muy bonita y necesaria, pero no todas las parejas son eternas y, con la ruptura, pueden llegar problemas relacionados con la privacidad online. De hecho, puede que hayas dejado en manos de otra persona, en la que confiabas plenamente, un gran número de fotos y vídeos personales e incluso tus datos bancarios. Ojalá no sea tu caso, pero desgraciadamente las “venganzas online” son habituales: Kaspersky asegura que el 12 % de los encuestados ha hecho pública (o ha pensado hacer) información privada de su pareja; otros intentan destrozar los dispositivos de su pareja; uno de cada cinco sigue espiando a su ex por las redes sociales después de una ruptura; e incluso el 10 % de los que han sido abandonados confiesa haber pagado online con el dinero de su ex.

Para no tener que lamentarte, lo mejor es seguir estas recomendaciones previas:

  • No compartas TODAS las contraseñas con tu pareja (algunas, como la de tu cuenta de Google o la de tu banco, deberían ser sagradas para ti).
  • Si se produce la ruptura, recuerda cambiar las contraseñas que conoce tu pareja, especialmente las de las redes sociales.
  • No dejes información comprometida en los dispositivos de tu pareja. Puedes usar herramientas como la opción Destrucción de documento en Kaspersky Total Security para asegurar que esos archivos no se puedan recuperar y usar en tu contra.

Loading...