¿Por qué se está yendo la gente a Mastodon?

Microblogging sin censura

Vero Rodríguez

Mastodon

2 de octubre de 2018, 10:36 | Actualizado a

Mastodon

Si no eres un usuario muy activo de Twitter, a lo mejor no te has enterado aún, pero ayer se produjo un éxodo masivo de tuiteros españoles hacia una red social que había pasado sin pena ni gloria hasta ahora entre la multitud: Mastodon. De hecho, Mastodon no es ninguna recién llegada. Eugen Rochko, desarrollador de esta red libre y descentralizada de microblogging que pretende ser la alternativa a Twitter, lanzó su proyecto a finales de 2016. Sin embargo, el furor entre los usuarios españoles ha llegado ahora, ¿por qué?

En los últimos tiempos, el ambiente de Twitter se ha ido enrareciendo y muchos usuarios se quejan de la falta de libertad de expresión y la corrección política llevada al extremo. Los más veteranos, que llevan en esta red social desde sus inicios, añoran el buen ambiente y el sentido del humor que hubo en Twitter en una época ya lejana. Siguiendo sus propias políticas basadas en algoritmos inflexibles o por los reportes anónimos y sin justificación de otros usuarios, Twitter ha cerrado además temporalmente la cuenta a muchos tuiteros muy queridos y con miles de seguidores, lo que ha despertado aún más las críticas.

Por ello, en un movimiento parecido a la migración que hicieron algunos tuiteros españoles a la red social Quitter (de la que hoy casi nadie se acuerda), un gran número de usuarios decidió ayer abrirse un perfil en Mastodon y seguir con las bromas y chascarrillos en otra parte. El aluvión ha sido tan grande que es posible que te encuentres temporalmente cerrados los registros si lo intentas ahora. Dentro de una semana, seguramente haya pasado la fiebre y no tengas ningún problema para registrarte.

Qué hace a Mastodon diferente

Mastodon se anuncia como una red social libre y de código abierto. Al estar basada en una red descentralizada de servidores, evita que tus datos estén monopolizados por una sola compañía (como ocurre en Facebook, Instagram, Twitter, etc.). Los usuarios están agrupados alrededor de estos servidores en comunidades independientes -denominadas “instancias”- pero pueden interactuar sin problemas entre sí.

En Mastodon, tienes 500 caracteres para decir lo que quieras (frente a los 280 de Twitter), sin publicidad ni rastreo de tus datos. Aunque prime la libertad de expresión, el administrador de cada instancia o servidor puede velar porque no se difunda contenido ofensivo o violento (algo que resultará cada vez más complicado conforme aumente el número de usuarios). Como en Twitter, puedes usar etiquetas y mencionar a otros usuarios. Además, puedes unirte a instancias afines a tus gustos, o en la que estén usuarios de tu zona, etc. Según su web, actualmente tienen más de 240.000 usuarios que han escrito más de ocho millones y medio de estados (que aquí se llaman toots).

Cuando te crees la cuenta, deberás elegir un alias, y tu nombre de usuario aparecerá así: @[email protected] (por ejemplo: @[email protected]). Puedes mantener tu cuenta pública o privada, y también ocultar el historial. Para leer, tienes la opción de elegir entre la línea de tiempo local (la de tu instancia) o la federada, que incluye a todo el mundo. Aunque esta opción está dando problemas, en principio permite también buscar a otros contactos conocidos que tengas en Twitter.

La versión web es la más estable por ahora, pero dispones también de aplicaciones móviles para iOS y Android.

Loading...