Samsung deja de fabricar el Galaxy Note 7

Algunos terminales de reemplazo también han explotado

David Cerdán

note7

10 de octubre de 2016, 22:39 | Actualizado a

note7

Varias publicaciones de Corea del Sur han informado que Samsung ha detenido la producción del Galaxy Note 7, ante las desconcertantes noticias sobre la explosión de algunos terminales de reemplazo, supuestamente libre de fallos en sus baterías.

Un corto camino

Poco ha durado el periplo de uno de los teléfonos Android mejor considerados del mundo: el Galaxy Note.

Tras su salida en agosto adelantándose a la del nuevo iPhone y unas buenas ventas iniciales, empezaron los problemas. Varios terminales prendieron fuego al parecer por culpa de un defecto en las baterías. Samsung reaccionó con velocidad ante la gravedad del asunto: comunicados, llamada a la devolución de los terminales y planes de reemplazo por modelos libres de defectos.

Pero cuando el fuego parecía ya apagado, estos últimos días han traído de nuevo el terror a las oficinas de Samsung. Almenos cuatro terminales de reemplazo se incendiaban como las primeras unidades defectuosas.

El incidente más grave ocurrió en un vuelo en territorio americano hacia Louisville, el cual tuvo que evacuar a todo el pasaje ante el pequeño incendio provocado por el smartphone de uno de los pasajeros.

La explosión de estos nuevos dispositivos significa que el problema no ha sido resuelto y que por tanto Samsung ha gastado su segunda bala. Ante esta situación, la compañía ha decidido dejar de momento de fabricar el nuevo Galaxy.

Lo más grave del caso es que la empresa no ha dado detalles sobre cuál es el problema exacto con las baterías, y tampoco sabemos en estos momentos si los terminales de reemplazo son de lotes posteriores, llevan baterías fabricadas por otro proveedor o directamente tienen un diseño distinto.

Samsung debería aclarar este punto si desea intentar convencer por tercera vez a los potenciales compradores de que su teléfono es seguro.

Miedo en las operadoras

Algunas operadoras de telefonía como AT&T y T-Mobile han dejado de reemplazar los primeros Galaxy Note 7 por los nuevos ante la noticia de que estos últimos también suponen un peligro. A cambio están ofreciendo smartphones de características e importes similares.

Además, han dejado de vender totalmente este terminal ante el riesgo de enfrentarse a problemas legales con sus clientes.

Tendremos que ver si la empresa surcoreana se pone finalmente seria y logra zanjar el asunto o da por perdido el modelo y se centra en la futura serie 8.

Loading...