Twitch lucha contra el acoso, el odio y los contenidos sexuales

La plataforma actualiza sus normas de uso

Vero Rodríguez

Twitch

9 de febrero de 2018, 11:16 | Actualizado a

Twitch

Fuera del mundo gamer, Twitch no es demasiado conocida. Sin embargo, según publicó SuperData Research a finales de 2017, esta plataforma de streaming de videojuegos tiene ya en todo el mundo 185 millones de usuarios. De hecho, la suma de las audiencias de Twitch y Youtube, alrededor de 700 millones, supera a la de HBO, Spotify y Netflix juntas. Como seria competidora de Youtube, en Twitch puedes no solo ver y aprender de tus streamers favoritos, sino también chatear en directo con otros usuarios a los que les gustan los mismos juegos, disfrutar juntos de maratones de gaming y vivir al máximo las competiciones de eSports.

Alrededor de los streamers de Twitch más populares -como Syndicate y KittyPlays- se crean auténticas comunidades de seguidores cuya finalidad es simplemente pasar un buen rato, echar unas risas o conocer gente. Pero, desgraciadamente, cuando la que emite es una chica, muchas veces se repiten los comentarios sexistas. Y también en algunos canales se producen a veces episodios racistas, homófobos o cercanos al ciberacoso.

Para conservar el buen ambiente en toda su comunidad gamer y en los diferentes canales que se crean alrededor de los streamers, Twitch mantiene unas directrices que todos los usuarios deben cumplir. Más aún desde que hace unos meses se introdujeron contenidos no relacionados con los videojuegos, sino centrados en los intereses, aficiones o el día a día de los streamers. Ante el incremento de algunos comentarios y actitudes que van en contra del espíritu de comunidad de Twitch, la compañía acaba de anunciar ahora nuevas normas que afectan a las políticas y procesos de moderación.

Esta actualización de las normas quiere evitar, en primer lugar, las conductas de acoso y de odio, que significarán para quien las cometa la suspensión indefinida e inmediata en la comunidad. La plataforma va más allá y no solo tendrá en cuenta las conductas de acoso y odio que tengan lugar dentro de Twitch. También podrá banear a quienes utilicen otros servicios (como Twitter, por ejemplo) para insultar o acosar a algún usuario de Twitch. Para que no haya malos entendidos, la plataforma recuerda además a sus usuarios que cuando están emitiendo en directo llegan a una gran audiencia y algunas bromas pueden estar fuera de lugar.

El otro frente de batalla son los contenidos de tipo sexual. Twitch ha dejado claro que entre sus usuarios hay gente de todas las edades y culturas, por lo que deben evitarse los contenidos de este tipo. Por ello, a partir de ahora revisará aspectos como la indumentaria, los ángulos de cámara, la decoración, las interacciones en el chat o incluso los emojis utilizados, para barrer de la plataforma las provocaciones y sugerencias sexuales. Los desnudos, pornografía o cualquier otro contenido sexual explícito están completamente prohibidos. Las nuevas normas entrarán en vigor el próximo 19 de febrero, y deberán eliminarse antes de esa fecha todos los vídeos que violen estas reglas.

Temas Relacionados
Loading...