Assassin’s Creed

Una de las aventuras más esperadas irrumpe con fuerza en PlayStation 3. Acción, sigilo, plataformas, todo ello acompañado de un argumento de chapó. Será multiplataforma con su salida en el futuro en PC y DS

16 de diciembre de 2007, 01:00 | Actualizado a

Assassin’s Creed

Las Cruzadas, campañas militares llevadas a cabo por los reinos cristianos entre los siglos XI y XIII para recuperar el control de Tierra Santa, representan una de las etapas más apasionantes de la Historia. Este es, precisamente, el trasfondo sobre el que se desarrolla este título, un período de confrontaciones recreado con un rigor poco habitual en un videojuego. De hecho, la historia de Assassin’s Creed bien podría dar forma al guión de una película por sus giros argumentales y complejidad.

 

Además, su ambientación es magistral gracias a unos gráficos muy cuidados, una iluminación absolutamente real y, sobre todo, a la credibilidad de las tres grandes ciudades en las que se desarrolla la aventura: Acre, Damasco y Jerusalén.

 

En esta aventura de proporciones épicas encarnamos a Altair, un guerrero dispuesto a impartir su propia justicia entre cruzados y sarracenos. Y, para lograrlo, el motor del juego pone a nuestra disposición un control muy original que nos permite sacar partido a las apabullantes cualidades físicas de nuestro protagonista. Cuando se domina este sistema es prácticamente imposible no resultar obnubilado por la excelente animación de Altair. Y es que tanto él como las decenas de personajes con los que nos cruzaremos están magníficamente animados. A todas luces, Assassin’s Creed es uno de los mejores juegos de este año, una experiencia que ningún poseedor de PS3 y Xbox 360 debería perderse.

 

Género:

Aventura

Temas Relacionados
Loading...