Cómo elegir impresora fotográfica para 2018

Coste de impresión y opciones de conectividad

VERO RODRÍGUEZ

Fotografías impresas

8 de enero de 2018, 09:15 | Actualizado a

Fotografías impresas

Desde que nuestros smartphones nos acompañan a todas partes, es normal que acumulemos miles de fotografías que muchas veces no saldrán de la memoria del teléfono o del ordenador. Afortunadamente, las impresoras fotográficas nos ayudan a conservar en papel todos estos recuerdos para que no caigan en el olvido digital.

Existen además impresoras fotográficas de todo tipo, desde las que te ofrecen un acabado completamente profesional a las impresoras de bolsillo que puedes llevar siempre contigo. Probablemente con tu impresora de siempre hayas también impreso fotos con una calidad aceptable, pero estos equipos específicos para fotografía consiguen un nivel de definición, color y brillo muy superior. La resolución puede ir desde los 2400x1200 ppp en los modelos más básicos a los 4800x2400 ppp en la gama alta. Además, las impresoras fotográficas suelen incluir funciones de edición para mejorar las fotografías, desde añadir efectos a eliminar ojos rojos, personalizar las imágenes con filtros y textos…

Casi todas las impresoras fotográficas actuales incluyen conexión WiFi y/o Bluetooth y se pueden conectar por USB al ordenador o móvil, además de imprimir directamente desde la tarjeta de memoria gracias al lector incorporado. A la hora de elegir tu equipo, debes fijarte, sobre todo, en dos aspectos: cuánto te va a costar imprimir y qué opciones de conectividad incorpora. Para calcular lo primero, habrá que tener en cuánto el tipo de cartuchos y papel especial que necesita, además del coste de los repuestos. Respecto a la conectividad, algunos fabricantes han desarrollado, por ejemplo, sus propias apps móviles para que imprimir desde el smartphone o tablet sea muy cómodo y sencillo.

Si estás pensando en comprar o regalar una impresora fotográfica, estas son algunas opciones del mercado con una interesante relación prestaciones-precio:

Entre las impresoras fotográficas portátiles o de bolsillo, encontramos HP Sprocket. Imprime -directamente desde el smartphone o tablet a través de Bluetooth 3.0- fotos en tamaño de 5x7,6 cm y también con forma de pegatinas, en papel fotográfico adhesivo HP ZinkTM.

Si pasamos ya a los equipos de sobremesa y multifunción, Epson Expression Photo XP-55 es ideal para los más entusiastas de la fotografía profesional. Utiliza tinta Claria Photo HD que, según el fabricante, garantiza que las fotos duren hasta 300 años, e incorpora WiFi, dos bandejas de papel (una para A4 y otra para papel fotográfico) y capacidad de impresión directa de CD/DVD.

Por último, entre las impresoras fotográficas profesionales, figura Canon Pixma Pro-10S, un equipo de alta precisión con 10 tintas de pigmento que ofrece conexión total con la nube para trabajar cómodamente con las aplicaciones de edición y almacenamiento. Con una resolución de 4.800x2.400 ppp, imprime en tamaños de hasta A3+ (33x48,3 cm).

Loading...