Doom cumple 25 años y su creador nos regala nuevos niveles

Historia de los videojuegos

David Martínez

Sigil Doom

14 de diciembre de 2018, 10:00 | Actualizado a

Sigil Doom

El sector de los videojuegos está plagado de títulos que han triunfado por muchos motivos, pero sólo algunos de ellos, los elegidos, son capaces de entrar en la historia de los videojuegos. En ese reducido grupo, sin ninguna duda, aparece Doom, el First Person Shooter (FPS) desarrollado por la compañía texana id Software en la que un marine espacial debía ir eliminando demonios surgidos del infierno. Doom cumplió el pasado 10 de diciembre la friolera de 25 años y su diseñador original, John Romero, ha decidido regalarnos 18 nuevos niveles del juego.

La importancia de Doom

La historia de los FPS no se puede explicar sin Doom. Aunque antes del juego de id Software ya habían surgido otros FPS como Maze War (1973), MIDI Maze (1987) o, también de id Software, Wolfenstein 3D, que sin duda contribuyó a encarar el éxito de Doom, no fue hasta la aparición de éste que llegó la eclosión del género. Tal fue la influencia de Doom en el sector que durante muchos años el género se llamó popularmente Doom Clone.

Doom supuso un salto de calidad respecto a Wolfenstein 3D al introducir mejores texturas, mejores efectos y más opciones para el protagonista, que incluso podía subir escaleras. En definitiva, un 3D más pulido que triunfó en medio mundo gracias, también, al carácter sangriento y controvertido de Doom y a su apuesta por el modo competitivo entre varios jugadores, lo que se denominó "deathmatches", y que está considerado uno de los embriones del "multiplayer" en los FPS.

Todo aquel que disponía de un ordenador en el año 1993 tenía instalados juegos como Star Wars: X-Wing, Maniac Mansion II: Day of the tentacle, Myst y, evidentemente, Doom, aunque entre ellos se parecieran como un huevo a una castaña. Da igual si te gustaban o no los FPS, o si luego seguiste jugando a la saga, en tu primer PC estuvo Doom.

Sigil, los nuevos niveles de Doom

Creado por John Romero, el nuevo mod (o MegaWAD, como dicen en este universo) se titula Sigil y contiene 18 niveles inéditos: nueve para un jugador y nueve para deathmatch. El propio Romero ha explicado que se trata del "sucesor espiritual" del cuarto episodio de Doom, Thy Flesh Consumed (1995), por lo que funciona como una secuela del primer Doom y una precuela del también exitoso Doom II (1994).

Sigil saldrá en febrero de 2019 y para jugarlo sólo tendrá un requisito: disponer de una versión registrada del Doom original. Para los verdaderos fans de este clásico de los FPS, Limited Run Games también pondrá a la venta dos cajas de edición limitada del propio megaWAD: The Standard Edition of Sigil, que costará 40 dólares, y The Beast Box of Sigil, cuyo precio será de 166 dólares. Las dos vienen firmadas por el propio Romero e incluirán un USB con forma de disquete con el juego, la banda sonora y varios contenidos extra. The Beast ofrece también un póster firmado por el ilustrador Christopher Lovell y, entre otras cosas, una estatuilla de la cabeza de Romero, que aparece en el juego como easter egg. Ambas cajas, por cierto, se pueden reservar desde el pasado día 10 de diciembre, el 25 cumpleaños de un juego que sigue haciendo historia.

Loading...