El resurgir de Vine se llama Byte y llegará en 2019

Sin fecha oficial de lanzamiento

David Martínez

Byte

10 de noviembre de 2018, 09:31 | Actualizado a

Byte

Las redes sociales, como los seres vivos, nacen, crecen se reproducen y mueren. Y ahora, gracias a Vine, también sabemos que pueden resucitar. Dom Hoffman, uno de sus creadores, ha anunciado que la famosa red social de microvídeos volverá a la vida en algún momento de 2019 con otro nombre: Byte.

Vine, Vine, Vine... ¿quién se acuerda de Vine? Fundada en junio del año 2012, sus creadores Dom Hofmann, Rus Yusupov y Colin Kroll no tardaron en cumplir el sueño de los emprendedores: en octubre de 2012, Vine fue comprada por Twitter por una cifra cercana a los 30 millones de dólares.

Auge y caída de Vine

Vine era, para los que jamás la emplearan, una red social donde cada usuario podía compartir vídeos de seis segundos de duración. La gracia de estos vídeos es que eran "editables" desde la propia aplicación de Vine, por lo que se podían encontrar todo tipo de creaciones, la mayoría de ellas con un tono humorístico. Además, dentro de la propia app se podían buscar vídeos subidos por otros usuarios o incluso hacer búsquedas por temática, por popularidad o por lo que estuviera de moda en ese momento. Una vez grabados, los vídeos también se podían compartir en Facebook o en Twitter.

La red social de microvídeos funcionó, en parte porque Instagram aún no contaba con sus Stories, hasta el punto de que en apenas un par de meses se convirtió en la aplicación para compartir vídeos más utilizada del mercado y en cuatro meses ya se había encaramado a lo más alto de las tiendas de aplicaciones gratuitas. Por entonces, Vine era la app que más crecía en número de usuarios en el mundo: cuatro veces más rápido que WhatsApp o Instagram. En diciembre de 2015 llegó a contar con 200 millones de usuarios activos, pero por entonces ya había iniciado su declive.

Quizás fue la fuga de los principales Viners a YouTube, la dura competencia de Snapchat o, seguramente, la popularización de Instagram, que supo imitar la oferta de Vine y llevarse a la audiencia. Lo cierto es que la red social de los vídeos de seis segundos "cerró" en octubre de 2016. En realidad, Twitter bloqueó la subida de vídeos y dejó habilitada la opción de buscar y ver Vines antiguos, pero en la práctica desmanteló cualquier opción de seguir luchando con Instagram.

Byte, el Vine 2.0

Murió Vine, pero no las ganas de lucha de uno de sus creadores. Dom Hoffman anunció el año pasado, mediante un logo con los colores de Vine y el mensaje V2, que estaba trabajando en una nueva versión de la red social. Pues bien, varios meses después, el propio Hoffman ha hecho público a través de Twitter que ese V2 es ahora Byte, el resurgir de Vine.

Del nuevo Byte sabemos que ya tiene su propia cuenta de Twitter con casi 70 mil seguidores y que mantendrá la esencia de su antepasado: ofrecerá vídeos entre 2 y 6,5 segundos, que también estarán en un loop interminable. Al parecer, la intención de Hoffman era lanzar Byte a mediados de este año, pero finalmente desistió porque quiere que el aterrizaje de la nueva plataforma esté acompañado de aquellos Viners, los YouTubers de Vine, que se hicieron famosos en su momento y luego -la mayoría- cayeron en el olvido.

Aunque se esperaba que el nuevo Vine no contara con filtros, Hoffman ha retirado las referencias que había hecho antiguamente al respecto, así que es probable que sí vengan incorporados. Por cierto, Byte también tiene una página web en la que puedes dejar tu correo electrónico para que te envíen todas las novedades al respecto. ¿Triunfará Byte, el nuevo Vine?

Temas Relacionados
Loading...