Consejos prácticos para ahorrar batería en el móvil

Apps y funciones que más consumen

Vero Rodríguez

Móvil cargando

10 de enero de 2018, 09:30 | Actualizado a

Móvil cargando

Acabamos de estrenar año, pero hay cosas que nunca cambian: la batería del móvil cada vez dura menos. Es algo normal teniendo en cuenta la cantidad de usos que le damos a los smartphones a lo largo del día, ya sea viendo vídeos, moviéndonos con el GPS, accediendo a redes sociales o mandando y recibiendo fotos por Whatsapp, Telegram y Snapchat. Además de ampliar todo lo posible los mAh de las baterías móviles, los fabricantes han tratado de atajar este problema con posibilidades como la carga por cable superrápida -en unos 20 minutos, algunos modelos premium te permiten tener una carga aceptable para aguantar unas horas más- o las plataformas de carga inalámbrica, que resultan muy cómodas e incluso admiten la carga simultánea de varios dispositivos.

Las apps que más consumen

En cualquier caso, y sobre todo si tu smartphone tiene ya unos años, debes seguir algunas recomendaciones básicas para que la batería te dure lo máximo posible y no te quedes incomunicado en el momento menos oportuno. Lo primero es saber cuáles son las aplicaciones que tienes instaladas y las funciones del dispositivo que más batería consumen. En los Ajustes del teléfono, puedes consultar y controlar el uso de la batería por parte de las aplicaciones, además de seleccionar las apps que deberán ponerse automáticamente en modo inactivo cuando no las uses. Si prevés que vas a tener problemas para llegar con batería al final del día, puedes activar el modo de “Ahorro” y prolongarla unas horas.

La lista de apps que más batería consumen suele estar encabezada por las de localización, como Google Maps, ya que, además de utilizar el GPS, precisan de conexión a internet y, sobre todo, que la pantalla esté encendida en todo momento. Si has jugado a Pokemon Go o has utilizado Google Maps durante mucho tiempo en el coche habrás comprobado lo rápido que puedes quedarte a cero. Otras apps que consumen bastante batería son las de mensajería y las de redes sociales como Facebook o Instagram. Para reducir este consumo, puedes desactivar las notificaciones, evitando así la continua actualización automática de estas aplicaciones.

Por supuesto, tanto la reproducción de vídeos como los juegos -cuanto más sofisticados, peor- acaban muy rápidamente con la batería. No te quedará otra que moderar su uso si te queda poca carga y no tienes un enchufe a mano o una power bank que te saque del apuro.

Buenas costumbres para ahorrar batería

Una vez comprobado el consumo de las apps instaladas, gestos tan sencillos como desactivar el WiFi cuando salgas de casa, y también el Bluetooth, la conexión NFC o el GPS cuando no los necesites, pueden alargar la duración de la batería. Tener demasiadas apps abiertas en segundo plano no es recomendable, así que procura que estén activas solo las de uso continuo. Dicho esto, recuerda que abrir y cerrar constantemente aplicaciones también dispara el consumo de batería.

Otras costumbres que te ayudarán a ahorrar batería de forma considerable son rebajar el nivel de brillo de la pantalla y desactivar el modo automático -no hay que olvidar que la pantalla es el elemento que más batería consume en cualquier dispositivo móvil– así como recargar la batería en el momento justo: antes de que le quede menos del 15 % de carga. Por último, es aconsejable desactivar la vibración si no es imprescindible, y configurar el teléfono para que la pantalla se apague lo antes posible cuando no la utilicemos.

Temas Relacionados
Loading...