Cómo actualizar a la última versión de Google Chrome

Descubre todas las novedades

David Martínez

Google Chrome
Office

6 de septiembre de 2018, 23:12 | Actualizado a

Google Chrome

El 2 de septiembre de 2008, Google lanzó al mercado su navegador en versión beta: Google Chrome. Muy pocos debieron apostar entonces a que, apenas cinco años después y en un mercado dominado con holgura por Internet Explorer, Chrome se convertiría en el navegador más utilizado del mundo. Una década después, el navegador de Google sigue instalado en la cima y controla una cuota de mercado muy similar a la que tenía Explorer en el momento de su lanzamiento: 68% (datos de Statscounter). Para celebrar el décimo aniversario de Chrome, Google ha lanzado una actualización con bastantes novedades en lo que se refiere a estética y seguridad.

Te explicamos cómo actualizar a la última versión de Google Chrome, la versión 69, y cuáles son algunas de sus principales novedades.

¿Cómo actualizo Google Chrome?

Tengas la versión de Chrome que tengas, puedes actualizar la última versión de una forma muy sencilla. Abre el navegador y haz clic sobre los tres puntos verticales de la esquina superior derecha. Ahora, desplaza el cursor hasta "Ayuda" y, entre las opciones desplegadas, haz clic en "Información de Google Chrome".

En esta nueva ventana, Google analizará la versión del navegador y te ofrecerá la opción de "Actualizar". Se descargarán las actualizaciones y deberás reiniciar el navegador para acceder a todas las novedades. Si regresas a la pantalla de "Información de Google Chrome" debería aparecer que lo tienes actualizado a la versión 69.0.3497.81 (Build oficial) (64 bits).

Novedades de la nueva versión de Chrome

Ahora que ya tienes la nueva versión de Google Chrome, ya puedes acceder a las novedades de esta edición especial décimo aniversario. ¿Dónde se aprecian los cambios?

- El diseño: el cambio más significativo afecta a la estética del navegador, que sigue el lenguaje de diseño interno Material Design. Chrome es ahora más blanco, está más redondeado que nunca, ha estilizado sus bordes y, en general, es más agradable para el usuario.

- La barra de direcciones: además del lavado de cara externo, la barra de direcciones también ha cambiado por dentro. Para empezar, cuando abras una nueva pestaña, en la barra de direcciones ya no aparecerá el icono de la lupa, sino el de Google. Eso significa que el buscador está ahí para presentarte algunos resultados elementales, importante, sin salir de la barra de direcciones. Por ejemplo: qué tiempo hace en Barcelona, cuántos años tiene Messi o quién es el rey de Marruecos. O sea, los resultados de la búsqueda se especifican entre las sugerencias de búsqueda, lo que nos ahorrará algún que otro clic.

- Generador de contraseñas: cuando accedamos a una página que requiera de registro, aparecerá el icono de una llave en la barra de direcciones. Desde ahí podrás ver todas las credenciales que tienes almacenadas. Si te registras por primera vez en un sitio, y aquí viene otra de las novedades importantes, cuando te sitúes sobre el recuadro de la contraseña, Google te sugerirá una contraseña larga y segura de forma automática. Si has iniciado sesión con tu cuenta de Google, además, esta contraseña se sincronizará de forma automática en todos los dispositivos.

- Rápido, pero exigente: como de costumbre, Google también ha mejorado la velocidad de Chrome, hasta convertirlo en uno de los navegadores más potentes del mercado. Sin embargo, sigue teniendo un lunar de tamaño colosal: consume demasiada memoria RAM. De hecho, en ordenadores con cierta edad -con una similar a la de Chrome, por ejemplo- y no muy sobrados de RAM, es posible que el navegador de Google no funcione demasiado bien.

Temas Relacionados
Loading...