Paso a paso para subir a la red tus propios contenidos

Cómo crear un blog en WordPress

WordPress

WordPress

Siempre has tenido esa curiosidad y ya quieres dar el paso. Quieres abrir un blog para hablar de aquello que te apasiona, o incluso para dedicarte por completo a ello para forjar tu futuro en el sector digital. Seguramente estás aquí porque ya lo tienes claro, pero por si acaso, vamos a aclararlo. La mejor forma de crear un blog a día de hoy es con WordPress.

Por comodidad, por rapidez, por compatibilidad y por todo lo que hace. Este gestor de contenidos se ha convertido en el estándar moderno, de hecho, hay compañías como Webempresa que ofrecen servidores especializados en el uso de WP. Y es que, si vas a montar tu web usándolo, es importante tener un hosting para WordPress optimizado, rápido y seguro. Ahí tienes el primer paso a tener en cuenta para crear tu blog en WP, el resto te lo vamos a explicar a continuación.

Pasos para crear tu blog en WordPress

Antes de nada, es necesario aclarar que para crear un blog profesional es necesario pagar por costes como el alojamiento y el dominio. Si quieres, puedes optar por la opción gratuita que brinda la propia WordPress, pero aquí nos vamos a centrar en explicar los pasos que tienes que seguir si quieres hacer algo de calidad y propio, si quieres dar forma a tu propio blog en WordPress.

Es un proceso bastante sencillo, ya que hablamos de un CMS que deslumbra por su flexibilidad y por las facilidades que ofrece, además de por la cantidad de plugins y lo estandarizado que está. No va a ser un proceso difícil, pero sí que va a ser algo que requiera paciencia, porque no podrás hacerlo en cuestión de minutos. Crear tu blog en WordPress requiere su tiempo, y aquí te vamos a explicar cómo proceder paso a paso.

Compra el dominio

El primer paso de todos es la contratación o compra del dominio. Debes saber que el dominio es la dirección, el nombre que se dará a tu blog cuando alguien escriba dicha dirección en su navegador. Por lo tanto, debes escoger algo que sea fácil de recordar, que indique la temática a tratar, que sea también fácil de pronunciar, tenga gancho y, por supuesto, que tenga una extensión reconocible.

Con esto último nos referimos a contratar dominios con extensiones como ".com" o ".net", aunque también valen ".org". Como recomendación, evita usar una extensión única del país, como el ".es" de España, ya que eso influye negativamente en el posicionamiento de buscadores, y sabemos que abrir un blog implica ampliar horizontes para recibir más visitas de diferentes usuarios. También debemos decirte que no tardes mucho en contratar el dominio si lo tienes claro, te pueden adelantar por la derecha.

Una vez tengas el dominio claro y hayas escogido uno a buenos precios, es el momento de pasar al siguiente punto. Tienes la web, ahora lo que hace falta es el equipo en el que se va a alojar para poder empezar a funcionar y mantener todo el tráfico que pueda llegar a tener.

Contrata el hosting

Llega el momento de buscar el equipo que aloje a tu página web, es decir, el hosting o servidor. Para contratarlo, recurre a una empresa fiable como Webempresa, especializada en este tipo de servicios. Tendrás diferentes planes a escoger que cambiarán tanto el precio como las prestaciones y las posibilidades de tu equipo de hosteo. Recomendamos empezar por algo económico, ya que en sus primeros meses, un blog nunca logra alcanzar una audiencia masiva.

Este paso es bien simple, sobre todo si tienes clara la empresa con la que contar, ya que tan solo tendrás que pagar por el plan escogido, crear tu cuenta de usuario/cliente y empezar a modificar algunos datos de tu hosting. Es sumamente importante comprobar que se tiene instalado el certificado de seguridad HTTPS, amén de todo lo relacionado con la privacidad de los visitantes. Por lo general, es algo que ya viene activado de antemano.

Pero, por encima de todo eso. Una vez tengas el hosting necesitas empezar a toquetearlo usando el escritorio de herramientas que se te ofrezca. El más conocido es cPanel actualmente, ya que es bastante fácil de manejar. Es justo lo que necesitarás para poder llevar a cabo el siguiente paso.

WordPress_2

Instala WordPress

Ahora es el momento de instalar WordPress. No es algo complicado, sobre todo con cómo han avanzado los paneles de usuario en servidores y hostings. Tan solo vas a tener que acceder a la sección de instalación de aplicaciones web o gestores de contenido y, dentro de esta, escoger WordPress. Es posible, sin embargo, que hayas contratado un Hosting WP y que, por lo tanto, este ya venga preinstalado. Si es así, pasa al siguiente punto. Si no, sigue aquí.

Al instalar WordPress tendrás que escoger el dominio y marcar las opciones que te convengan en función del tipo de web que vayas a hacer. Este es uno de los pasos más sencillos. Tanto, que ya podemos ir al último.

Elige una plantilla y los plugins

Tienes WP instalado, pero necesitas darle forma para que no sea algo demasiado austero. Ahí es donde entran en juego las plantillas y los plugins. Con las primeras determinarás todo el aspecto que tendrá tu web y gran parte de su distribución. Escoger un tema o plantilla es tan sencillo como ir al panel de edición de tu web y, dentro de este, entrar en Apariencia y Temas para elegir el que desees.

Hay opciones gratuitas y de pago, por lo que la elección queda de tu parte. Luego tendrás que elegir, instalar y activar fácilmente. Asimismo, los plugins son necesarios para mejorar la experiencia del usuario en la web ofreciendo más funciones. A través de la web oficial de WordPress podrás encontrar los que desees e instalarlos fácilmente.

Con esto, ya sabes lo necesario para montar tu blog en WordPress de forma fácil y sencilla. Si quieres conocer más información acerca de WordPress no dudes en consultar su página oficial.

Loading...