Cómo usar Google Translate para traducir textos o páginas

Google Translate es la respuesta

David Martínez

Translate

7 de enero de 2018, 14:56 | Actualizado a

Translate

Hubo un tiempo no tan lejano en que los traductores online cometían centenares de barbaridades en cada trabajo. Se limitaban a traducir literalmente, palabra por palabra, de un idioma a otro, sin tener en cuenta construcciones lingüísticas propias, frases hechas u otro tipo de recursos estilísticos. Sencillamente, no eran útiles, ni siquiera el más famoso de ellos: Google Translate. Todo cambió en noviembre de 2016, cuando la gran "G" anunció que su traductor pasaba a ser "Google Neural Machine Translation (GNMT)", que en la práctica significa que dejaba de traducir palabras para empezar a traducir frases completas.

Desde entonces, la máquina también trata de entender el contexto del escrito y elige la traducción más relevante en función de éste. Total, que Google Translate dejó de ser una herramienta poco útil a ser una joya con apenas unas pequeñas impurezas. Así que ha llegado la hora de empezar a sacarle provecho. ¿Cómo funciona Google Translate?

Cómo traducir un texto con Google Translate

En Google Translate veremos dos recuadros: en el de la izquierda irá el texto que queremos traducir y en el de la derecha (imperceptible hasta que no hay nada escrito) aparecerá la traducción. Si queremos traducir únicamente un texto de una página web concreta, copiamos ese texto al portapapeles (ctrl+C) y lo pegamos (ctrl+V) en el recuadro de la izquierda.

Si sabemos el idioma del texto, lo seleccionamos en la parte superior. Si lo desconocemos, clicamos sobre "Detectar idioma" y Google lo hará por nosotros. En el recuadro de la derecha debemos indicar a qué idioma queremos que Google lo traduzca. En este caso, por ejemplo, pasamos un texto del inglés al español.

Traducción

Cómo traducir una página web completa

Google Translate también es capaz de traducir una página web entera. Y no, no vas a tener que copiar todos los textos en el portapapeles y pegarlos en el traductor. Para ello, basta con que copies en el portapapeles la URL de la página que quieres traducir. Ahora vamos a Google Translate y la copiamos en el recuadro de la izquierda.

Google se limitará a sacar la URL en azul y subrayada en el recuadro de la derecha. Si hemos seleccionado los idiomas correctamente, del inglés al español (por ejemplo), ahora tendremos que clicar sobre "Traducir" para que la máquina inteligente de Google haga de las suyas. En un abrir y cerrar de ojos, Google cargará la página completa, pero en el idioma que tú hayas seleccionado. Esta función tiene más errores que la de traducir textos porque para Translate es complejo traducir titulares, ya que tiene poco contexto y cada idioma suele tener su propio estilo.

Cómo traducir una página desde el móvil

¿Qué pasa si nos encontramos con una página en otro idioma mientras navegamos con el móvil o la tablet? Si estamos utilizando Google Chrome es posible que aparezca la opción de traducir la página en la parte inferior. En caso de que no salga, desde Android clicamos en el menú del navegador (tres puntos verticales) y nos vamos a la opción de "Compartir".

En realidad no queremos enviar nada, sino que en el listado de aplicaciones indicaremos "Traductor de Google". En la parte superior aparecerá el idioma desde el que queremos traducir y el idioma al que queremos traducir. Elegimos los que queremos y se cargará la página en el idioma deseado.

En cualquier caso, ahora que hemos cambiado de año es un buen momento para estudiar idiomas utilizando alguna aplicación, ¿verdad?

Loading...